Un duelo de atrevidos promete emoción

Por: 02:50 PM 2016-08-07

Ambos son argentinos. Ambos son técnicos. Y los dos gustan del fútbol intenso y con vocación ofensiva.

Pablo Abraham, entrenador de Ñublense, y Ariel Pereyra, adiestrador de Magallanes, protagonizarán esta tarde (15.30) un duelo de atrevidos en el estadio Nelson Oyarzún, donde diablos rojos y carabeleros se verán las caras por la segunda fecha del Torneo de la Primera B.

SELLO PARECIDO
El DT del Rojo apuesta por la alta intensidad, la recuperación en campo rival, el ataque directo o el contraataque, mientras Pereyra tiene un sello similar. Busca recuperar el balón con agresividad y atacar con mucho volumen ofensivo. 

El volante Nicolás Núñez, actual jugador de Magallanes, y ex diablo rojo, anticipa un choque de alto vuelo porque ambos entrenadores se caracterizan por llegar lo antes posible al arco enemigo.

“Ha sido el sello de Ariel, le gusta atacar arriba, con mucha intensidad, atacar con muchos hombres. A Pablo (Abraham) también le gusta la recuperación del balón arriba, el ataque directo y mucha intensidad, ambos son técnicos que lo han hecho muy bien en la división”, describe.

“Vamos con la  ilusión de plasmar lo que busca Ariel, que es proponer, sabemos que será difícil, porque los equipos de Pablo son intensos, bien trabajados y vienen de ganar en Copiapó. A nosotros Arica nos empató sobre la hora, pero el funcionamiento fue positivo, porque dominamos a un rival de experiencia”, acota Núñez, que el 2011 descendió con los diablos rojos a la Primera B.

“Tuvimos muchos técnicos esa temporada. Comenzamos con Marcoleta, luego llegó Garcés y terminamos con el ‘Chifi’ Rojas”, recuerda el otrora volante del equipo chillanejo que hoy se reencontrará con viejos amigos en Ñublense.

En el cuadro ñublensino asumen que el rival de turno, al que dirigió Abraham, será un duro escollo.

“Será un rival difícil, pero nosotros en nuestra casa tenemos que hacernos fuertes y ratificar lo que hicimos ante Copiapó”, asegura José Antonio Rojas.

El técnico Pablo Abraham puntualizó que Magallanes trabaja bien las pelotas paradas y en el mediocampo tiene valores de buen pie. Dos aspectos que buscará neutralizar con mucha presión sobre los receptores y concentración en el juego aéreo.

“Es un equipo que dejó una base importante de jugadores de experiencia en la categoría, y en su oncena no tiene juveniles”, detalla Abraham, que el año pasado, dirigiendo a Magallanes en Chillán, perdió por 3-1 ante Ñublense.

FÓRMULAS
Para el choque de hoy debutará en el cuadro local el portero  ex Cobreloa, Sebastián Contreras, quien arribó el jueves de emergencia tras la grave lesión de Pablo Reinoso, que estará seis meses fuera de las canchas tras cortarse el ligamento cruzado de la rodilla derecha.

Por la banda diestra defensiva, ante la expulsión de Paulo Olivares, definitivamente irá Piero Campos, quien superó una dolencia muscular y aporta más experiencia y fondo físico que el juvenil Felipe Urra, que durante la semana asomó como alternativa para debutar.

En Magallanes juegan varios ex diablos rojos, como Nicolás Núñez, el defensor Andrés Reyes y el volante de corte y capitán de los carabeleros, Carlos Cisternas.

 En la banca, además, está Ariel Pereyra, que estuvo a punto de arribar a Chillán, y Juan Elena, preparador físico que el 2013 era el brazo derecho de Pablo Abraham en Ñublense. Condimentos de sobra para un duelo que promete.
 

Comentarios