El factor político que marcará la discusión de la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 11:10 PM 2016-08-07

Todas las fuerzas políticas locales reman para el mismo lado con un objetivo común: lograr que el Parlamento apruebe la creación de la Región de Ñuble, proyecto que el próximo 20 de agosto cumplirá un año desde su firma y posterior envío al Congreso.
Sin embargo, tras la reactivación de la discusión en la comisión de Gobierno Interior del Senado, la semana pasada, han surgido algunas diferencias entre Gobierno y oposición.
Mientras el primero reafirmó su propuesta de crear tres provincias y no efectuar modificaciones en torno a las capitales provinciales elegidas (Bulnes en Diguillín, San Carlos en Punilla y Quirihue en Itata); legisladores de Chile Vamos encabezados por Víctor Pérez y la propia presidenta de la instancia parlamentaria, Ena von Baer, estiman que es necesario debatir al respecto; volver a citar a las organizaciones locales, y realizar modificaciones, si es que el informe que entregará la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda en la sesión de la comisión el próximo martes 9 de agosto, no es satisfactorio.
Según el senador Felipe Harboe (quien reemplaza durante la discusión de este proyecto en la comisión a Rabindranath Quinteros), el Gobierno dio una señal muy potente la semana pasada, en el sentido de zanjar la discusión en torno a la división administrativa. 
“El subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, fue muy claro en decir que para el Gobierno, la racionalidad del estudio indica que debe haber tres provincias, y que las capitales provinciales son aquellas que establece el proyecto enviado por el Ejecutivo”, sostuvo el parlamentario, quien cree que no se justifica oír nuevamente a las organizaciones locales, pues para eso fue la sesión de enero, en Chillán, y solo se dilataría la tramitación.
De la misma idea es el senador Alejandro Navarro (quien reemplaza en la comisión al senador Carlos Bianchi durante la discusión de la iniciativa).
“No veo la necesidad de volver a escuchar a las organizaciones. Lo que yo veo es una mayor predisposición a escuchar al Ejecutivo en los temas que restan para concretar el proyecto”, dijo.
“En la comisión se debate”
Desde la oposición, Víctor Pérez es partidario de que en las tres o cuatro sesiones de comisión que restan, antes que el proyecto sea votado en particular en la sala del Senado, se debata.
“El Gobierno debe traer para la próxima sesión un informe detallado sobre cómo implementará la nueva Región; y Hacienda deberá justificar el presupuesto. Pese a la postura del Ejecutivo, la comisión seguirá insistiendo, es una atribución de ellos convencer. Sin duda, el Gobierno debe defender su postura, pero en la discusión en particular se debate, para eso es la instancia, y se podría llegar a una conclusión distinta”, aseveró el legislador, quien al igual que la senadora Von Baer, es partidario de escuchar nuevamente, por ejemplo, a los alcaldes de aquellas comunas que sienten que debieron haber sido elegidas capitales provinciales. Un caso emblemático sobre este punto sería el de Coelemu, en Itata.
Tanto su alcaldesa, Laura Aravena, como los senadores Pérez, Von Baer y Jacqueline Van Rysselberghe, han insistido en revisar la elección de Quirihue como cabecera provincial, lo que ha sido interpretado como una aspiración válida, pero a la vez política, por ser la jefa comunal militante de RN.
Si bien Ena von Baer insistirá en profudizar el debate al interior de la comisión, su percepción, luego de la primera sesión del miércoles pasado, es que el Ejecutivo no dará su brazo a torcer.
“Vi muy cerrada a la Subdere respecto de variar el número de provincias o cambiar las capitales. Insistiré en la necesidad de convocar nuevamente a las organizaciones sociales de Ñuble”, manifestó.
“No debiera dilatarse”
En el comité Ñuble Región, la idea de volver a escuchar a la comunidad es bien recibida.
“Yo espero que haya debate, y se escuche a todos los involucrados. Lo ideal es que la propia comisión sesione en Ñuble, y más específicamente, en comunas como las futuras capitales de la nueva región, como San Carlos, Quirihue o Bulnes”, sostuvo el presidente de la organización, Hérex Fuentes.
Y pese a que aquella opción podría dilatar aún más el trámite legislativo, el dirigente del comité Ñuble Región cree que nada de ello podría significar un atraso. 
“Es más, la comisión debe en un lapso razonable despacharlo a la sala. El proyecto debe salir sí o sí del Senado este año, para que llegue a la Cámara de Diputados, donde su tramitación debiera ser más corta, y sea, en definitiva, aprobado el 2017”, manifestó.  

Comentarios