“Esperemos que sea una linda fiesta”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Fernando Villa 2016-08-05

“Nos vamos a reencontrar con nuestro público y nuestra barra que se quiere posicionar como una de las mejores del sur, ojalá podamos cumplir con la expectativa que hemos generado”, reflexiona Luis Flores Abarca, uno de los jugadores más queridos por la hinchada de Ñublense, que mañana se reencontrará con su equipo cuando enfrente a Magallanes por la segunda fecha del torneo de Apertura, que el Rojo arrancó con una victoria por 2-1 ante Copiapó en Tierra Amarilla.


EL BOMBO DEBERÁ ESPERAR
Flores vislumbraba un colorido en el codo norte con el regreso del bombo y la bandera de 40 metros de “Los Rediablos”, pero la fiesta deberá esperar porque el líder de la barra, Alexis “Tomate” Herrera, asegura que aún no cuenta con el permiso firmado de Iván Moscoso, encargado provincial del Plan Estadio Seguro.


“No, este fin de semana no podremos tener el bombo, pero sí para el partido con América de Cali del 17 de agosto. Y después para el próximo partido de local, así que queremos que vuelva la fiesta, sumar gente al estadio ya que la de hoy no se motiva a apoyar”, sentencia Herrera, quien espera que mañana los hinchas asistan al estadio para alentar al joven cuadro de Pablo Abraham que de ganar quedará puntero.


Finalmente, Luis Flores recalca que el equipo debe confirmar en casa su buen cometido en el debut.


“La tarea es de local, hay que ratificar lo hecho ante Magallanes que es un rival muy duro, siempre hay ansias por el debut ante nuestra gente, más en este centenario que se nos acerca, esperamos que sea una linda fiesta”, sentencia el experimentado jugador de los diablos rojos.

 

Comentarios