No logran convencer a concejales sobre polémico proyecto de luces LED

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 11:00 PM 2016-08-05

Restando solo ocho días para que la Municipalidad de Chillán cierre la licitación para el cambio de la totalidad de las luminarias de la ciudad a tecnología LED, los concejales, quienes deberán votar en septiembre la adjudicación a la empresa elegida por el municipio,  siguen llenos de dudas sobre el proceso, que incluso puede terminar siendo cuestionado en Contraloría o el Tribunal de la Libre Competencia.


Este jueves era la instancia para que la Secretaría de Planificación (Secpla) defendiera con antecedentes técnicos el proyecto, pero los funcionarios municipales terminaron siendo sobrepasados por las críticas y aprensiones de los ediles, muchos de los cuales mantienen reparos respecto del modelo, su transparencia e incluso probidad.


Durante una tensa reunión de Comisión Obras, los mayores reparos estuvieron dirigidos hacia el costo total del proyecto que busca dotar de luminarias LED a toda la ciudad a través de un sistema implementado en otras ciudades que incluye el endeudamiento municipal a largo plazo.


La entidad edilicia pretende invertir $10.800 millones con el fin de que la empresa que gane la licitación retire las antiguas luminarias de sodio, así como los soportes y los elementos que forman parte de la vieja tecnología, para reemplazarla por dispositivos LED, más eficientes energéticamente y más luminosos. El cambio involucra toda la ciudad, salvo el cuadrante de las cuatro avenidas, que ya tiene luces LED, luego que fueran cambiadas recientemente gracias a fondos del Gobierno Regional.


Uno de los puntos que ayer volvió a ser cuestionado apunta al costo del proyecto. El concejal Víctor Sepúlveda (PC) insistió en que según los valores que maneja la municipalidad, cada foco tendría un valor unitario del orden de los $750.000, mientras que para proyectos similares ejecutados en varios puntos de la ciudad cada luminaria LED tuvo costos de solo $350.000.


La directora de la Secretaría de Planificación, Daniela Canales, e ingenieros de la entidad presentes en la reunión de comisión, argumentaron que el mayor costo está condicionada por el hecho que el modelo de negocios que planificó la municipalidad considera la mantención permanente por parte de la empresa seleccionada para la instalación, servicio que durará diez años.


Este razonamiento no convenció al concejal independiente Jorge Marcenaro,  quien sostuvo que las luminarias LED, al ser adquiridas a una empresa, ya tienen una garantía extendida, como muchos productos de consumo, por lo cual no se justificaría que además de la compra de los focos se invierta en la mantención de los mismos, ya que su correcto funcionamiento forma parte de la obligación natural de la firma.


Además, los concejales pusieron en el tapete los cuestionamientos surgidos a través de las consultas técnicas efectuadas por las mismas empresas postulantes, que temen que el concurso público pueda estar dirigido hacia una firma en particular. Esto luego que una de las empresa preguntara en la licitación: “Todas las licitaciones anteriores de luminarias LED fueron adjudicadas a Offersuite. ¿Es posible que esté dirigida nuevamente a esta empresa?”. 


El punto fue desmentido por la directora de Secpla, quien asegura transparencia e igualdad entre los oferentes. No obstante, Jorge Marcenaro indicó que es probable que como consecuencia de situaciones en apariencia irregulares, advertidas por las propias empresas postulantes, la millonaria licitación termine siendo cuestionada ante el Tribunal de la Libre Competencia,  pues las bases tendrían elementos que favorecerían a una empresa en particular.


Anteriormente el concejal Víctor Sepúlveda había denunciado que una empresa que habría manifestado interés en la licitación estaría pensando en recurrir a la Contraloría como consecuencia de las presuntas irregularidades o ilegalidades presentes en la licitación, agregando que la firma detectó que quienes redactaron las bases incurrieron en muchos errores que tuvieron que ser corregidos sobre la marcha.


En el concurso público manifestaron interés inicialmente seis empresas: CGE Distribución S.A.; Copelec; Chilectra S.A.; Schredeer Chile S.A.: Representaciones Offersuite Chile Ltda. y CyG Ltda. No obstante se espera que no todas ellas realicen ofertas técnicas y económicas el próximo 12 de agosto, al cierre del concurso. 


División entre ediles
Quien también manifestó críticas al proyecto fue el concejal DC Edison Coronado, para quien el costo de cada luminaria sería aparentemente excesivo. Al término de la reunión el radical Juan López Cruz igualmente presentó objeciones.


Quien se mostró a favor de la propuesta fue el concejal de RN Jorge Vaccaro, lo que le valió críticas de Jorge Marcenaro y de Víctor Sepúlveda, quien manifestó que se comportaba más “como funcionario municipal que como concejal fiscalizador”.


A pesar de que el proyecto fue lanzado hace ya varias semanas, los concejales manifestaron tener muy poca información sobre el mismo, por lo que solicitaron que se realice una nueva reunión para seguir analizándolo.

Comentarios