Candidatos de la intercomuna no le sacan provecho a las redes sociales

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 11:20 PM 2016-08-05

El mundo político -o parte de él- se levantó en masa el miércoles, cuando el Servel hizo pública la restricción de efectuar propaganda a través de redes sociales, correos electrónicos, llamadas y medios electrónicos, de cara a las próximas elecciones municipales de octubre.


El debate se centró inmediatamente en el tinte anacrónico de la medida (las campañas en países como EE.UU. han sido definidas por estos medios), y en el escenario desfavorable que planteaba a los candidatos nuevos, menos conocidos o con menos recursos, que ven en ls tecnología una oportunidad de masificar su mensaje.


Rápidamente, el Servel debió salir a revertir la medida. No obstante, a nivel local, por lo menos en el caso de los candidatos a alcalde de la intercomuna Chillán-Chillán Viejo, dado el uso que le han dado a estas herramientas, poco habría influido la confirmación de la restricción en el desarrollo de las campañas.


Escasos tuiteos
En Chillán, las cuentas que tienen más movimiento son las de los candidatos de los bloques más conocidos: Sergio Zarzar (Chile Vamos) y Aldo Bernucci (Nueva Mayoría).


El primero ha mantenido en funcionamiento los perfiles creados en 2012, pero lejos de forjar un capital electoral en redes como Facebook o Twitter, ostenta un discreto número de seguidores o amigos.


Lo mismo ocurre con Bernucci, con la diferencia que éste reactivó sus cuentas hace pocos meses, previo a las elecciones primarias del oficialismo.


Si bien ambas tienen un movimiento casi diario, al remitirse al número total de posteos, estos solo llegan a los 500 ó 600 en el caso de Twitter, lo que demuestra que se trata de una utilización estacional, ligada al período preelectoral, y no a una política que se mantenga en el tiempo.


Para muestra solo un botón: a nivel local, el consejero regional Cristian Quiroz (MAS) registra 154.000 tuits, en tanto el presidente regional de RN, Frank Sauerbaum, 8.685. 


Ya en otro nivel se encuentran políticos nacionales que han sabido utilizar redes sociales como Twitter. Están  Gabriel Boric o Giorgio Jackson, con cerca de 35 mil tuiteos. En cuanto a número de seguidores, la diputada Camila Vallejo, por ejemplo, registra casi un millón.


Al analizar el contenido de posteos en Facebook, en tanto, tampoco hay mucha conexión con el posible elector: solo registro de actividades, notas de prensa y una que otra crítica al contrincante.


Con mucho menos presencia en redes sociales, los candidatos Hugo Guíñez (ind. Amplitud) y Enrique Edis Jara (Pueblo Unido) muestran, eso sí, una diferencia: postean generalmente sobre temas de la contingencia, y dan a conocer sus puntos de vista con mayor ímpetu que sus adversarios políticos.
perfiles múltiples


En Chillán Viejo, la utilización de las redes sociales es desigual. Mientras los candidatos Rodolfo Gazmuri (PRO) y Samuel Jiménez (ind.) muestran aceptables cifras de presencia en Facebook y Twitter (entre 5 mil y 6 mil tuiteos, por ejemplo); otros, como el alcalde, Felipe Aylwin, o el minero Juan Illanes, no registran cuenta de Twitter, y sus perfiles de Facebook no son de carácter abierto. Es decir, si alguien quiere acceder a la información, debe enviar una solicitud de amistad.


Incluso, se dan casos paradojales como la cuenta “Felipe Aylwin Lagos Chillán Viejo está contigo”, en la que se publicita todo tipo de productos para la venta.


Otro factor que llama la atención es la gran cantidad de perfiles de Facebook que mantienen algunos candidatos, lo que a la hora de buscar información, confunde al elector, más que ayudarlo. Ocurre esto, por ejemplo, con los candidatos Rodrigo González (Chile Vamos), Samuel Jiménez (ind.), y Rodolfo Gazmuri.

 

Comentarios