Gobierno reafirmó propuesta de tres provincias para la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: Senado 2016-08-03

La exposición del subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, fue clara este miércoles durante la sesión de la Comisión de Gobierno Interior del Senado: el Gobierno mantiene la propuesta inicial del proyecto que crea la Región de Ñuble, la cual plantea tres provincias (Diguillín, Punilla e Itata), con sus respectivas capitales (Bulnes, San Carlos y Quirihue).


La autoridad respondió así a la inquietud del senador Víctor Pérez (UDI), quien junto a la presidenta de la instancia parlamentaria, Ena von Baer (UDI), han manifestado sus aprensiones respecto de la división político administrativa que plantea la iniciativa, principalmente, por su viabilidad económica.


Con este análisis se inició ayer la discusión en particular del proyecto en la Comisión de Gobierno Interior, la cual había quedado estancada en marzo pasado, tras la votación en general en la sala. Después de eso, solo ingresaron -y con atraso-, dos indicaciones menores del Ejecutivo, y el trámite se detuvo.

Hasta ahora, que el Gobierno le otorgó suma urgencia.


“Mi percepción es que el Ejecutivo tiene una postura bastante categórica respecto de la propuesta de provincias y capitales”, sostuvo el senador Felipe Harboe (PPD), quien reemplaza en la comisión durante la tramitación del proyecto al socialista Rabindranath Quinteros.


Según el legislador local, esta propuesta va a ser respaldada la próxima semana, cuando en la segunda sesión del día miércoles 10 de agosto, expongan con detalle representantes de distintas áreas, entre ellos, sectorialistas de Hacienda, personal de la Dirección de Presupuestos y el subsecretario de Pesca, Raúl Súnico.


“Estoy contento porque se retomó la discusión del proyecto. Creo que en la comisión hay un ánimo muy positivo de sacarlo adelante, el Gobierno, en esta primera sesión de la discusión en particular, dio una señal muy potente en el sentido de zanjar la discusión en torno a la división administrativa. El subsecretario Cifuentes fue muy claro en decir que para el Gobierno, la racionalidad del estudio indica que debe haber tres provincias, y que las capitales provinciales son aquellas que establece el proyecto enviado por el Ejecutivo. Como ésta es una iniciativa exclusiva de la Presidenta de la República, ya se ha despejado un tema muy importante”, aseveró Harboe.


En la próxima sesión se discutirán tres puntos esenciales: cuál será la bajada de cada uno de los servicios en cada una de las provincias, y cómo esto mejorará la calidad de vida de los habitantes; el financiamiento, es decir, si lo contemplado actualmente en el informe de la Dipres ($17 mil millones para el primer año de instalación, y $15 mil millones en régimen) cubre las necesidades de instalación de la nueva región; y todo lo relativo a la zona pesquera, a efecto de evitar cualquier tipo de conflicto entre los actuales pescadores de la Región del Bío Bío y aquellos que pasarían a ser de la futura Región de Ñuble; cómo se compatibilizarán esos derechos pesqueros, y cómo se evitarán los conflictos.


En el ámbito de la instalación de diversos servicios y su consiguiente gasto, el senador Pérez solicitó que para la próxima sesión el Gobierno detalle cómo enfrentará el nuevo desafío.


La Subdere adelantó que, por ejemplo, no será necesaria la instalación de tres servicios de Salud, porque estos no son provinciales, sino de acuerdo a la red de Salud.  El caso de las direcciones provinciales de Educación es distinto, ahí sí debe haber tres, en tanto el Serviu siempre ha operado bajo la figura de las delegaciones. Es decir, no toda la nueva institucionalidad requerirá oficinas regionales.


La Subdere aclaró también que en lo concerniente al FNDR, se pretende innovar con la Región de Ñuble respecto de lo que se hizo con Arica y Parinacota y Los Ríos, ya que habría un porcentaje mayor de recursos a entregar, cuya distribución tendría un carácter mucho más comunal que regional, lo que beneficiaría a la nueva unidad administrativa.


Respecto de la definición de la zona contigua de pesca, lo que se espera la próxima semana con la visita del subsecretario Súnico, es evitar conflictos futuros, precisando las áreas para pescadores de Ñuble y Bío Bío.


Necesidad de debatir
Satisfecho se mostró también el senador Víctor Pérez, presente durante la sesión.


“Sirvió para que posterior a la exposición de la Subdere nos pusiéramos de acuerdo respecto de los puntos en los que se centrará el debate. La próxima sesión expondrán los sectorialistas del Ministerio de Hacienda, quienes deberán llevar un informe acabado respecto de cómo se utilizarán los recursos”, resaltó.


Según el parlamentario, la Subdere llegó defendiendo la propuesta inicial de las tres provincias y las capitales ya definidas. Sin embargo, advirtió, “eso está totalmente sujeto a debate”.


Esto, en el contexto que tanto él como la senadora Von Baer son partidarios de volver a escuchar a las organizaciones locales, específicamente a los alcaldes de aquellas comunas que sienten que debieron haber sido elegidas capitales provinciales.


Al respecto, el senador Harboe cree que no corresponde, ya que solo entramparía el proyecto. Sí es partidario que exponga un representante de los alcaldes de Ñuble, quien se sumaría a los seis consejeros regionales que fueron expresamente invitados por la comisión para participar de las siguientes sesiones.


“Para la próxima semana la Subdere tiene el mandato de traer respuesta a varias inquietudes: ver cómo operaría la elección de intendentes; todas las materias presupuestarias relativas a la instalación; las razones y el porqué de las tres provincias, y las materias pesqueras. Pese a la postura del Ejecutivo, la comisión seguirá insistiendo, es una atribución de ellos convencer. Sin duda, el Gobierno debe defender su postura, pero en la discusión en particular se debate, para eso es la instancia, y se podría llegar a una conclusión distinta”, aseveró Víctor Pérez.


Al respecto, la senadora Ena von Baer fue menos optimista respecto de la posibilidad que el Ejecutivo diera su brazo a torcer.


“Vi muy cerrada a la Subdere respecto de variar el número de provincias o cambiar las capitales. Insistiré en la necesidad de convocar nuevamente a las organizaciones sociales de Ñuble”, adelantó.


A diferencia del resto de los senadores, que estimó en tres o cuatro el número de sesiones para aprobar en particular el proyecto; que éste pase a la sala y sea despachado a la Cámara de Diputados; sostuvo que el plazo dependerá de las respuestas del Gobierno.


“De acuerdo a la información que nos traiga el Ejecutivo la próxima semana podremos tener más claridad respecto del cronograma”, dijo.


Revisión de zona pesquera
Para el senador del MAS Alejandro Navarro, quien reemplaza durante la discusión en la comisión a Carlos Bianchi, “la exposición del subsecretario Cifuentes y su equipo fue nítida, clara y precisa. Hay una propuesta del Gobierno en orden a estructurar la nueva región sobre la base de tres provincias, y sobre aquello, no veo posibilidad alguna de modificación”.


Según el legislador, el debate está dado por los plazos que permitan que en el presupuesto 2016 se aseguren los recursos para poder estructurar durante el 2017 la instalación progresiva del Gobierno Regional,  es decir, la instalación del aparato administrativo de cada uno de los servicios. 


“Habrá que arrendar, comprar, designar autoridades, y ése es un proceso que tiene costos. Para que Ñuble sea región de manera concreta y no solo en la letra, se quieren recursos para este año, por lo tanto, el pronto despacho del proyecto es lo más importante”, afirmó.


Navarro, al igual que Harboe, es partidario de no volver a escuchar a las organizaciones que ya expusieron durante la sesión desarrollada en enero en Chillán.


“Lo que yo veo es una mayor predisposición a escuchar al Ejecutivo en los temas que restan para concretar el proyecto”, dijo. Entre ellos, a su juicio, se debe despejar bien el tema pesquero.


Según el parlamentario, la propuesta de zona contigua que hizo el Ejecutivo debe ser revisada, “pues de decretarse, significará un foco de conflicto entre la pesca artesanal del Bío Bío y Ñuble. Las zonas contiguas solo han generado enfrentamiento entre los pescadores artesanales, y no han sido capaces de dar cuenta de una administración armónica de los recursos pesqueros con el Estado y los pescadores artesanales, espero que sea revisado y se proponga una fórmula distinta que garantice los derechos de todos, y haga de la pesca una convivencia armónica en beneficio de la región”.


Sello ciudadano
El consejero regional del MAS  Cristian Quiroz asistió hoy a la sesión de la Comisión de Gobierno Interior, en su calidad de encargado del área legislativa de la Subcomisión Ñuble Región del CORE.


“Tiempo atrás formamos una Subcomisión Ñuble Región en el CORE, y quedé a cargo del área legislativa. La presidenta de la comisión, Ena Von Baer, gentilmente accedió también a invitar a los seis cores de Ñuble a una próxima reunión”, sostuvo el representante, quien espera que se mantenga el espíritu de celeridad para sacar adelante el proyecto.


“Lo esperable hoy es que se mantenga la suma urgencia en el trámite legislativo, y que el sello ciudadano que ha tenido se mantenga. Esto significa un diálogo fluido y espacios de participación para los diversos sectores implicados, tanto de la actual Región del Bío Bío, como de Ñuble”, dijo.


Respecto de la exposición  de la Subdere, sostuvo que “es importante que pese a algunas observaciones, el Gobierno mantiene la propuesta inicial, es decir Región de Ñuble con tres provincias. Eso es relevante, pues esas futuras provincias son hoy territorios de planificación y constituyen, además, asociaciones de municipalidades, por lo que representan también una identidad, un pasado, y por sobre todo, un futuro común”.

Comentarios