Ñublense renace con la rebelión de los postergados

Por: Rodrigo Oses 2016-08-01

“Estaba nervioso antes del partido, se lo dije en la pieza a José Torres, pero marqué el gol y me solté. Fue un debut soñado”, confiesa el volante de Ñublense Eduardo Vilches, que hace años no jugaba en la Primera B tras estar deambulando en la Segunda Profesional y permanecer incluso retirado un año. El domingo marcó un golazo en la victoria del Rojo ante Copiapó.


“Trabajé años para ser titular y no se dio, ahora tuve una buena actuación, pero lo importante es el equipo, que es humilde, y tiene mucha hambre”, aporta el portero Pablo Reinoso, quien atajó un penal y sacó dos pelotas de gol con espectaculares atajadas.


“Este es un grupo humilde, con muchas ilusiones y vamos por buen camino”, acota Lucas Triviño, autor del segundo gol en Copiapó.


Los tres jugadores supieron de postergaciones, sufrimientos, y anonimato, y ahora renacen como protagonistas de la “rebelión de los postergados” en Ñublense.


“Yo te dije desde el inicio que este es el equipo de los picados, de los que humildes que tienen hambre”, insiste Reinoso.


“Este equipo tiene sacrificio y mucha entrega y ahora debemos demostrarlo en casa ante Magallanes el domingo”, agrega Vilches.


El portero Reinoso reconoce que el grupo debe seguir trabajando con humildad y mesura. “Le pido a los medios y la gente mesura, esto recién comienza y vamos paso a paso, el domingo esperamos que vaya mucha gente a apoyarnos”, concluye Reinoso, quien podría perderse el partido tras sufrir un golpe en su rodilla derecha.


“Yo quiero que la gente nos vaya a apoyar ahora, porque en casa nos tenemos que hacer fuerte y respetar”, sentencia Vilches.


Reinoso, Vilches y Triviño quieren dejar el segundo plano, para transformarse en protagonistas de una campaña con la que pretenden sorprender a los incrédulos.

Comentarios