Proyecto Encuadre transformó el espacio a través del movimiento

Por: Felipe Vergara Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2016-07-30

Su objetivo era impactar y lo lograron. El proyecto de danza Encuadre intervino las instalaciones de la Escuela Artística Claudio Arrau León y demostró cómo los movimientos pueden transformar el espacio al compás del ritmo y el sonido. 

Se trata de una agrupación que se dedica a formar nuevas bailarinas a un nivel técnico que no se había alcanzado en la zona, sobre todo en lo que se refiere a danza contemporánea. 

“Es un proyecto financiado por el Fondart 2016 que consiste en formación. Se llama  Encuadre, programa de formación en danza Ñuble 2016, que consiste en realizar una enseñanza sistemática en todas las técnicas más importantes que son la académica, moderna y contemporánea. Por otro lado, en el área de creación está la improvisación y composición coreográfica”, explica Solange Marchant, coordinadora de este colectivo. 

En esta rama, la comunicación con el espacio es fundamental, sea cual sea el lugar escogido. En esta oportunidad fue el establecimiento cultural el que debió abrir sus puertas a quienes danzaron para un público que se dejó atrapar por coreografías que ocuparon cada rincón de manera diferente y dinámica. 

“Lo que pasa es que el proyecto Encuadre vio la necesidad de las alumnas e integró diversos workshop con bailarines de afuera que llegaron a hacer clases. Por otro lado está la otra rama que es el Encuadre Transitivo, donde los jóvenes vayan y presenten sus propias creaciones en intervenciones de espacios públicos.  Este fue el inicio de eso y tenemos en el calendario otras intervenciones similares. La más próxima es el 24 de septiembre en un lugar a definir. La sorpresa son los espacios y las creaciones de ellos”, relata la encargada. 

Esta vez fueron 19 alumnos, en su mayoría mujeres, quienes difundieron sus creaciones con la aprobación constante del público. 

Por otro lado, la iniciativa se ha sumado a otros colectivos como son Danza Sur, que es una plataforma que trabaja de Arica a Punta Arenas, lo que entrega posibilidades de ir a montar espectáculos a otros puntos del país. “Nos vinculamos para hacer trabajos en conjunto y para hacer intercambios para promover la danza contemporánea, que es nuestra meta”, precisa. 

Sus alumnas también se mostraron orgullosas de lo conseguido. Así lo señaló María José Yáñez. “El Proyecto Encuadre me ha enseñado más de lo que sabía. Con la profesora Solange estuve 7 años y me invitó a este proyecto, donde he aprendido diferentes técnicas para crear y conocer mi cuerpo de otra manera. Uno va conociendo los tipos de movimientos que tiene cada uno”, comentó tras haber deleitado a los presentes. 

Por su parte, Sofía Belmar, también encontró en esta agrupación una manera de adquirir conocimientos que a veces parecían lejanos de alcanzar. 

“Es súper importante, una oportunidad que uno tiene que aprovechar si a uno le apasiona la danza. Es súper novedoso, nos ayuda a no quedarnos solo con lo que se puede hacer arriba del escenario. Ahora podemos intervenir, lo que es súper bueno y que es realmente en contra de otros bailes”, concluye quien fue parte de este elenco. 

Comentarios