Mas formalidad y dinamismo del sector público bajan desempleo en Ñuble

Por: Roberto Fernández 10:30 PM 2016-07-29

Tasa se redujo en 0,7 puntos en la comparación anual, pero subió 0,6 respecto al trimestre anterior

Comercio y transportes, en tanto, exhibieron una caída de 11,2% y 2,6% de los ocupados, respectivamente

La tasa de desocupación provincial fue de 6,8% en el trimestre móvil abril-junio de 2016, contrayéndose en 0,7 puntos porcentuales en doce meses. Distinta conducta presentó respecto al trimestre anterior, al registrar aumento de 0,6 puntos, según informó este viernes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Según manifestó el seremi de Economía, Iván Valenzuela, “la tasa de desempleo de la Provincia de Ñuble de 6,8% es superior al 6,2% del trimestre anterior, e inferior al 7,5% de 2015, en el mismo periodo. Podemos señalar que las ramas que están impulsando el empleo en Ñuble son agricultura, enseñanza y administración pública”.

Valenzuela añadió que “respecto al trimestre anterior, la industria manufacturera y el comercio son los que más han contribuido al empleo. Y al igual que el resto de la Región del Bío Bío, los asalariados en Ñuble, es el sector que más ha aportado con el empleo, a diferencia de lo que sucede en el país, donde  por cuenta propia son los que están aumentando, lo cual demuestra que la industria manufacturera ha seguido siendo productiva, la empresa está contratando personas”.

Por su parte, el director del Centro de Estudios Cerregional, Renato Segura, aseguró que “la tasa de desempleo a 12 meses ha disminuido, desde su mayor valor el año 2012, de 8,8%, a 6,8% en la actualidad”. 

El economista expuso que “en los últimos 4 años, la tasa de desempleo ha mostrado un comportamiento cíclico, explicado principalmente por empleos no tradicionales y una fuerza de trabajo creciente. La fuerza de trabajo inactiva generada por razones de desaliento y sin deseos de trabajar, ha disminuido durante el período de 5 años, y si agregamos que se observa un aumento en la formalidad de los contratos, podríamos deducir un cambio de estatus de la fuerza de trabajo de informal (contabilizados como inactivos) a formal (pasan a la categoría de empleados), más que a razones de creación de nuevos puestos de trabajo”.

En Ñuble, según el informe del INE, la mayoría de los ocupados pertenecen a la categoría asalariados (69,3%) y trabajadores por cuenta propia (20,7%), respectivamente. En los últimos 12 meses, los asalariados crecieron 10,4%, debido a la incorporación de 14.160 personas a esta categoría.

En ese sentido, comentó que “el mayor número de empleos fiscales a contrata, estacionales y por obras, deja en una posición muy vulnerable al mercado laboral, que explica una alta volatilidad en la tasa de desempleo y, por lo tanto, un efecto negativo en la estabilidad laboral y bienestar social de la población. En resumen, Ñuble está muy lejos de ser un modelo de creación de empleos”.

Respecto de lo que viene para Ñuble en los próximos meses, el economista sostuvo que “la proyección en la tasa de desempleo es altamente volátil,  principalmente por la baja estabilidad de los puestos de trabajo”.

Fuerza de trabajo y ocupados
Según el informe del INE, un total de 231.740 personas integraron la fuerza de trabajo de la provincia, alcanzando una tasa de participación de 59,4%. Ésta anotó un crecimiento de 6,0% en la comparación interanual, debido al ingreso de 13.220 personas al mercado laboral. En tanto, respecto al trimestre anterior, la población económicamente activa disminuyó 0,4%. 

Asimismo, se estimaron en 216.010 las personas ocupadas en la provincia, experimentando un alza de 6,8% en relación a abril-junio del año 2015, al ingresar 13.780 trabajadores. Comparado con el trimestre anterior, los ocupados mostraron un retroceso de 1,1%, al registrar una merma de 2.310 empleos.

Análisis por sectores
Las ramas de actividad que impulsaron el empleo en la comparación interanual fueron: administración pública, tras el ingreso de 7.310 trabajadores (71,9%); agricultura y pesca, con la incorporación de 4.940 trabajadores (13,4%); y enseñanza, que adicionó 4.590 personas (23,5%). 

Mientras que comercio y transporte fueron los principales sectores con incidencia negativa en el empleo, al contraerse en 11,2% (4.270 ocupados) y 2,6%, respectivamente. 

Entre tanto, al analizar las cifras con el trimestre anterior, se tiene que las ramas que crearon más puestos de empleo fueron: industria manufacturera, con aumento de 1.240 trabajadores (5,9%); comercio, que creció en 3,5% con la incorporación de 1.160 personas; y enseñanza, que varió positivamente en 4,2%.

Y por otra parte, las actividades económicas que influyeron más en el retroceso de la ocupación comparado con el trimestre anterior fueron: agricultura y pesca, con una merma de 2.350 puestos de trabajo (5,3%); seguida de alojamiento y servicio de comidas, que  se contrajo en 14,5% al restar 1.610 ocupados; y construcción, con un descenso de 5,5%.

Consultado por la pérdida de empleos registrada por el sector comercio, el presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, expresó que “lo que sucede es que cuando las ventas están malas y no se visualiza un crecimiento en la economía, tanto en el corto como en el largo plazo, se contrae la contratación de empleados”.

En ese sentido, explicó que “la incertidumbre no solo afecta a las empresas, sino que también afecta a los consumidores”, lo que se traduce en una disminución de las ventas y ha quedado plasmado en las encuestas de expectativas económicas difundidas recientemente y que dan cuenta de un mayor pesimismo respecto del empleo, los ingresos futuros y la economía regional.

“Nuestro gremio, lo que más quiere, es que la economía ande bien, y le corresponde al Gobierno tomar medidas”, concluyó el dirigente del comercio local.

De igual forma, Renato Segura agregó que “el sector comercio está fuertemente ligado a los ingresos de la familia. Las inversiones en dicho sector se notaron fuerte en el período que duró el súper ciclo del precio del cobre. Hoy día, en cambio, las inversiones buscan generar los retornos esperados, lo que afecta la capacidad de generación de empleo del sector”.

Desempleo en Chillán
El desempleo en Chillán y Chillán Viejo situó en 6,9%, es decir, 0,1 puntos porcentuales menor que la registrada en abril-junio de 2015; y 0,3 puntos más alta que la observada en el trimestre anterior.

En los últimos 12 meses, el número de ocupados creció en 9,4%, totalizando 88.790 personas, impulsado por la creación de 7.590 puestos de empleo, sin embargo, en dicho periodo también creció la fuerza de trabajo en un 9,2%, con el ingreso de 8.040 personas, totalizando 95.350.

De esta forma, Chillán se ubica como la segunda ciudad con menor desempleo en la Región del Bío Bío, después de Los Ángeles (6,2%), y antes de Concepción (7,2%), Coronel (9,1%), Talcahuano (10,3%) y Lota (11,8%).

Región del Bío Bío
La tasa de desempleo de la región fue de 7,1% en abril-junio de 2016, cifra que presentó una caída de 0,5 puntos respecto a la registrada en igual trimestre del año anterior y 0,1 puntos menor al trimestre anterior, lo que en opinión del seremi de Economía, “representa el trimestre más estable que hemos tenido en los últimos seis años”.

Según Valenzuela, “la región sigue sorprendiendo con la tasa de desempleo y con el desarrollo de su economía, la cual está creciendo y dando más empleo que lo que está haciendo el país, pese al contexto mundial (...) Partimos el año con tasa  de 7,1%; luego de 7,3%, 7,2% y 7,1%. Es la tasa de desempleo más baja que hemos tenido en los últimos seis años, lo cual es muy positivo. En 2015, el promedio fue de 7,5%; en 2014, de 8,1%; en 2013, de 7,6%; y el promedio en los 4 primeros meses del año es de 7,2%”, expresó.

Comentarios