Proyectan central energética de biomasa forestal en Coelemu

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:35 PM 2016-07-25

Una planta de generación eléctrica a partir de la combustión de biomasa forestal se proyecta construir en Coelemu, según consta en la declaración de impacto ambiental (DIA) ingresada el 18 de julio al Servicio de Evaluación Ambiental por su titular, la empresa Planta Bio-E Ñuble 1 SpA, con domicilio en Santiago.

De acuerdo a la DIA, se trata de una central que tendrá una potencia máxima de generación de 20,5 MW y representará una inversión de 44,13 millones de dólares, cuya construcción se prevé iniciar en agosto de 2017, de manera de comenzar a operar en marzo de 2019.

De obtener su resolución de calificiación ambiental, la central  se emplazará en un predio de 10 hectáreas ubicado en la Ruta O-10, al interior del fundo Las Pataguas, en la comuna de Coelemu, a 2,2 kilómetros de la zona urbana de Coelemu.

Según explicó Rodrigo Torres, gerente general de la firma y ex seremi de Economía, la planta tendrá capacidad “para entregar al Sistema Interconectado Central (SIC) energía equivalente a 17,6 MWh/h aportando a la generación de energía renovable no convencional (ERNC) según los parámetros establecidos en la Ley 20.257/2008, la cual exige que al año 2025 las fuentes renovables representen el 20% de la energía eléctrica suscrita por las empresas generadoras.

El profesional explicó que la materia prima que se utilizará serán astillas, aserrín, viruta y corteza, entre otros desechos forestales, los que se recibirán durante todo el año y que “permitirá valorizar un recurso energético renovable y de abundancia en la zona, donde existen terrenos prioritariamente forestales”.

Por otro lado, Torres sostuvo que este tipo de proyectos es considerado como emisión neutro o carbono neutral, debido a la naturaleza del combustible, por lo que el proyecto contribuye a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero. En términos simples, la central generará 17,5 MW adicionales al SIC evitando que se genere energía eléctrica utilizando otros combustibles no renovables, como carbón o petróleo, y por consiguiente, se evita la emisión de carbono y gases de efecto invernadero.

Impacto económico
Consultado por el impacto económico que tendrá la central en la zona, Torres planteó que para Coelemu y las comunas aledañas, “sin duda será un importante apoyo a la actividad económica, por la generación de empleo y de la compra permanente de biomasa forestal a decenas de aserraderos y pequeñas empresas forestales de la zona que hoy no tienen a quien vender en forma estable y segura, permitiendo que un desecho se convierta en un producto con una demanda estable y conveniente”, con seguridad en el largo plazo. 

El ejecutivo explicó que la biomasa forestal que se comercializa hoy tiene poca demanda y ésta es muy inestable, por lo cual los productores no lo consideran dentro de su flujo de caja. No existe contrato que les permita proyección y menos inversión en maquinaria para crecer, y lo que se vende​ es lo que se genera por desecho de la actividad forestal.

Asimismo, precisó que “en la etapa de construcción, durante 22 meses, se contratarán 150 personas, dando prioridad a las personas de Coelemu y la zona, y durante la etapa de operación la planta dará 50 empleos directos y 150 indirectos”.

Impacto ambiental
En cuanto al impacto ambiental que tendrá la operación de la planta, el ex seremi sostuvo que la tecnología a utilizar ha sido especialmente diseñada para biomasa forestal, “cuyas emisiones serán abatidas por un filtro electroestático, considerada como la mejor tecnología disponible para mitigación de emisiones de material particulado (MP) a nivel mundial”.

En cuanto al consumo de agua, se indicó que la planta, al estar ubicada a 2,2 kilómetros del área urbana, “la obtención del agua está lejos del consumo humano. Se optó por la tecnología más cara, porque, entre otras cosas, consume un 30% menos de agua en su operación que la tecnología convencional, y el agua que se devuelve será de 4,1 litros por segundo y se destinará para el regadío de las plantaciones agrícolas cercanas”.

​Precisamente este último punto sobre la devolución de agua determinó que el Servicio de Evaluación Ambiental no admitiera a tramitación la DIA. Según explicó Torres,  “no fue aceptada porque el Servicio de Evaluación Ambiental nos solicitó aclarar un punto con respecto a la devolución del agua” y adelantó que “esperamos reingresar el proyecto a fines de agosto”.

Desarrollo en Ñuble
En Ñuble existe un gran potencial para el desarrollo de proyectos de este tipo, lo que está dado por la importante producción forestal. Según el Ministerio de Energía, esta fuente representa actualmente un 5% de la matriz energética regional y se estima que solo los proyectos aprobados a la fecha en la región suman un total de 339 MW.

Además, los grandes complejos forestales hace años empezaron a incorporar la generación a partir de biomasa para su autoconsumo y luego también a vender al Sistema Interconectado Central; a lo que se suma la central de Forestal León, en Coelemu.

Comentarios