Declaración afirma que Kiblisky asesoró a Jadue en manejo de su dinero

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2016-07-25

“Se está destapando la olla”, reflexiona un integrante de la interna de Ñublense, tras leer el revelador reportaje de El Mercurio Deportes de ayer, en el que se confirma que el timonel y dueño de Ñublense, Patrick Kiblisky, fue quien orientó al ex presidente de la ANFP, Sergio Jadue, para que creara un fondo de inversión que le permitió depositar, vía una cuenta en Barbados, 2,2 millones de dólares en el Banco USB de Miami, los que fueron incautados por el FBI porque Jadue los recibió como parte de las coimas que entregó la empresa Datisa para asegurar derechos comerciales de torneos de fútbol como la Copa América.


La investigación periodística tuvo acceso a la declaración que le dio a la Fiscalía Álvaro Becerra, representante de Amicorp, la empresa que abrió la sociedad del ex timonel de la ANFP en Islas Vírgenes, en la que expresa que “Patrick Kiblisky, hermano del ex director de la ANFP (Álex Kiblisky), y ejecutivo del Banco USB de Miami, donde el FBI incautó los 2,2 millones de dólares al calerano, le pide que asesore a Jadue para “crear una sociedad en el extranjero”.


Así nació en Islas Vírgenes Británicas la Sociedad Lisburn Strategies Inc, persona jurídica de la firma de Jadue que, bajo dicho nombre, abrió una cuenta de fantasía en el Banco USB de Miami.


Becerra, en su declaración del 9 de diciembre pasado ante el juez José Villalobos Gómez, y que duró dos horas y 25 minutos, reconoce que Jadue llegó a convertirse en cliente de su firma por recomendación de Patrick Kiblisky, cuyo primo, Francisco Kiblisky, tenía como pareja a una mujer que en dos ocasiones le envió millonarias sumas de dinero a Sergio Jadue con su chofer, citándolo a distintos puntos de Santiago. Esta revelación también está en la fiscalía y fue hecha por el propio chofer del ex mandamás del fútbol chileno.


En el reportaje Becerra recalca que entró en contacto con Sergio Jadue por intermedio de la referencia del banco internacional USB, específicamente, a través de una carta que le envió Patrick Kiblisky-


“Me dice que tiene un cliente, Sergio Jadue, que es el presidente de la ANFP, que tenía la necesidad de realizar unas inversiones en el extranjero y que para eso necesitaba que le explicara los servicios de Amicorp para que creara una sociedad en el extranjero ya que recibiría dietas, recursos, como ejecutivo de la FIFA y la Conmebol”.


Antes de ser aceptado como cliente Amicorp lo obligó a firmar un documento en el que revelaba que el origen de sus recursos provenían de actividades inmobiliarias en La Calera y como ejecutivo de la FIFA.


Tras eso, a fines del 2013 se crea la sociedad Lisburn Strategies Inc y Jadue abre una cuenta en Barbados, desde la cual, progresivamente, transfirió 2,2 millones de dólares a la cuenta del Banco USB de Miami, hasta que el escándalo FIFA estalla en mayo y Jadue deja de hacer transferencias.
Becerra contó que posteriormente se reunió con Kiblisky en junio. “Hablamos del caso, estábamos consternados, confiados en que las instituciones debían hacer su labor”, sentencia en su declaración.


“NO ME SORPRENDE”
El gerente de Ñublense, Hernán Rosenblum, no quiso pronunciarse sobre el tema, pero sí lo hizo Juan Ramírez, quien fue presidente de Ñublense del año 2007 hasta principios del 2008 y abandonó la sociedad y la corporación el 2010 cuando acompañó la lista de Harold Mayne-Nicholls y no fue apoyado por Ñublense.


“No me sorprende lo que ha pasado. Lo de Patrick lo sabíamos desde el minuto que se dijo que Jadue tenía una cuenta en Miami al igual que Sampaoli.  Yo lo siento por Ñublense, porque se ve involucrado en este tema y tiene repercusión económica ya que por esto esta sociedad no ha hecho las cosas bien”, reflexiona Ramírez, quien cuestiona a Kiblisky por no haber dudado del origen de esos millones de dólares.


“Con la experiencia que tiene Patrick en el mundo financiero no sé como no dudó del origen de estas cifras tan grandes, pero sinceramente creo que si hubiese sabido, él no se hubiese prestado para esta asesoría. Yo conociéndolo un poco, creo que tiene principios, ahora, también pudo ser un favor debido al préstamo por mil 200 millones que recibió Ñublense del Banco BBVA. Ese préstamo para el fútbol chileno que fue de 30 millones de dólares lo generó Patrick Kiblisky y obviamente que hay una comisión importante. Pero me cuesta creer que él se haya prestado para esto, sabiendo de donde venían los dineros, eso no lo creo”, sentencia Ramírez.


El presidente de la Corporación Atlético Ñublense, Jorge Silva, agrega que “creo que Patrick no ha estafado ni matado a nadie, como se señala, él solo asesoró a un cliente, porque ese es su trabajo, para que le sacara el máximo de rentabilidad a sus recursos. ¿Hasta qué punto sabía los orígenes de esos dineros? Ahí yo no me puedo involucrar, solo sé que Patrick no se hubiese prestado para eso. ¿Qué necesidad tenía de involucrarse en eso? Yo pienso que no sabía que estas platas eran sucias, solo lo asesoró como un cliente. Pero este tema yo lo esperaba. Ahora hay que esperar que la investigación termine. Creo que Patrick es una persona honesta, pero nosotros como Corporación tenemos que reunirnos para analizar el tema”, sentencia el mandamás del salpicado elenco chillanejo.

Comentarios