“Diablos rojos” no son partidarios del paro en el fútbol chileno

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2016-07-20

El capitán de Ñublense, José Antonio Rojas, reveló que el camarín de los “diablos rojos” no está de acuerdo con la medida de paralizar el fútbol chileno ad portas del inicio del Torneo de Apertura.


Su visión es respaldada por sus compañeros, quienes recalcan que sin recaudaciones la industria se verá más perjudicada.


“La verdad para mí y la opinión de mis compañeros es que el paro debió hacerse mucho antes, es tarde para hacer algunos cambios, si bien se pueden hacer algunos, no creo que cambie mucho lo que es el campeonato, si bien pueden hacer unos arreglos, en general no se puede cambiar demasiado”, analiza Rojas, quien cree que sin la recaudación del primer partido, que se jugaba con Curicó Unido en Chillán, las arcas  del club pueden  verse mermadas, lo que dificultaría la cancelación de los sueldos de los jugadores del plantel.


“Obvio, nos afecta en el tema económico, lo conversamos en el camarín, la recaudación para nosotros es fundamental y para el club igual, y justo ahora nos vemos afectados porque iba a ir harta gente al partido con Curicó Unido y por ese lado nos vemos afectados”, subraya el zaguero central, quien lamenta que se frene el ritmo de competencia.


“Necesitamos estar  en competencia y perdimos el ‘training’ que traíamos, porque veníamos jugando. Por ahí se nos pasa a llevar”, sentencia.


PANORAMA COMPLICADO
El delantero Luis Flores Abarca opina que el panorama es complicado, porque congela la actividad en el momento menos indicado.


“Complicado, como jugadores vamos a querer jugar, se ve mermado en el trabajo para la primera presentación. Queríamos empezar con el pie derecho el torneo ante nuestro archirrival”, asegura el “Pistolero”, quien espera una solución tras la reunión entre el Sifup y el Consejo de Presidentes.


“Se abre una esperanza sobre el torneo, pero hay una postura de la dirigencia y también del Sifup. Siempre vamos a querer tener ascenso, no tener descenso quizás descomprime el ambiente, pero se pierde competitividad. En lo personal siempre creo que debe haber ascenso y descenso, uno siempre tiene que salir a competir con la probabilidad de ganar y también de perder”, puntualiza el experimentado atacante de Ñublense.


PLANIFICACIÓN
El técnico Pablo Abraham lamenta la realidad del fútbol chileno y la paralización, ante la que optó por seguir entrenando a su plantel con la mirada puesta en Deportes Copiapó por la segunda fecha.


“Lo  que se decida, debemos seguir trabajando, apuntado a ambas alternativas, a si se juega o no se juega. Debemos recuperar a los jugadores con molestias y fatigados, debemos estar al margen pensando en el próximo partido”, opina Abraham, quien asumiendo la postergación del choque debut ante Curicó Unido, ya maneja antecedentes de Deportes Copiapó, rival de Ñublense en la segunda fecha en Tierra Amarilla, Tercera Región.


“Vi los dos partidos de Copa Chile, es un equipo que juega 4-3-3, tiene volantes de no mucha marca, pero buen pie y remate de distancia.  Han sumado a unos jugadores importantes de Argentina y juegan en una cancha dura de pasto sintético en Tierra Amarilla, donde el factor climático influye porque hay mucho viento y no jugarán en Caldera. Es una cancha complicada, pero esperamos estar a la altura de las circunstancias. Esperamos viajar y hacer un buen partido”, reflexiona Abraham, quien espera que pronto se levante la huelga, aunque el panorama se oscurece, porque ayer el plantel de Puerto Montt no entrenó por sueldos impagos. 


“Es una medida drástica”, sentenció Jonathan Núñez.

Comentarios