“Hay un doble discurso y una impudicia inaceptable”

Por: Agencias Fotografía: Agencia Uno 10:15 PM 2016-07-18

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, manifestó que en la “visita privada” a Chile del canciller boliviano, David Choquehuanca, hay un “descaro e impudicia inaceptable”.


El domingo llegó a Chile una comitiva boliviana de 58 personas encabezada por el canciller boliviano para “inspeccionar” las condiciones en que trabajan los choferes de camiones bolivianos en los puertos de Arica y Antofagasta.


Si bien el ministro Choquehuanca aseguró que el viaje es “en son de amistad”, desde la Cancillería chilena acusaron el sábado una “descortesía flagrante”.


A juicio de Muñoz, “hay un doble discurso, porque en Bolivia ellos acusan incumplimiento y abusos a los camioneros y dicen que viene en inspección; llegan a Chile, pasan la frontera -por lo demás, no querían someterse a las autoridades de inmigración y se les obligó a hacerlo, como a toda persona que entra al territorio- y dice que vienen en son de hermandad”.


“Es una provocación y, además, con cero credibilidad, porque hay un descaro: vienen a Chile con el ánimo supuesto de denunciar abusos a los camioneros bolivianos, cuando en este momento hay anunciado un paro nacional de camioneros bolivianos en todo el territorio boliviano”, añadió el secretario de Estado.


El canciller chileno agregó que “aquí hay un doble discurso y una impudicia que es inaceptable. Ahora, si vienen en visita privada y pretenden ir al puerto, en primer lugar, tienen que someterse al tratamiento de una visita privada, por lo tanto, se hará a la hora que corresponda y que la autoridad del puerto defina y en un número limitado, porque no pueden entrar casi 60 personas al puerto”, comentó.


De acuerdo con la apreciación de Muñoz, en el viaje de Choquehuanca “no hay visita inspectiva alguna, esta delegación viene en una visita privada”, porque “no han cumplido con los mínimos requisitos y prácticas diplomáticas”.


“Chile tiene cuatro tipos de visitas extranjeras: las visitas de Estado, las visitas oficiales, las de trabajo y las privadas, y ellos no han cumplido con los protocolos de notificar con la debida anticipación y concordar y convenir con Chile una visita de trabajo”, remarcó el canciller chileno.

Comentarios