“Este Gobierno fue el que envió el proyecto de una nueva región”

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 10:30 PM 2016-07-14

El aniversario número 29 de la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble fue aprovechado por la organización para profundizar el debate respecto de los desafíos que representa para nuestro territorio la creación de la nueva unidad administrativa.

Para dialogar sobre este tema, y también advertir sobre posibles riesgos y enfrentarlos de la mejor manera, Corñuble invitó al ex ministro secretario general de Gobierno y actual presidente del Instituto Igualdad, Álvaro Elizalde, quien tiene experiencia en el tema, ya que se desempeñó, además, como asesor jurídico de la Subsecretaría de Desarrollo Regional.

Para el abogado, “la creación de la Región de Ñuble representa un enorme desafío, y a la vez, una oportunidad para contribuir a un desarrollo armónico desde el punto de vista territorial y de cómo enfrentar ciertas necesidades específicas que tiene este territorio”. 

- ¿Cuál es, a su juicio, el principal desafío a la hora de crear una nueva región?
- Actualmente se está tramitando este proyecto en el Congreso, el cual reconoce una identidad histórica de una zona que tiene especial importancia para nuestro país. El desafío consiste en cómo lograr que la nueva institucionalidad aproveche adecuadamente todos los instrumentos para contribuir con el desarrollo económico, en particular, de las zonas más rezagadas, de comunas que son pobres, a las cuales hay que darle la mano. El hecho que exista una región de menor dimensión geográfica y con menos comunas que la actual Región del Bío Bío, permite que las autoridades se aboquen a las necesidades específicas de estas comunas.

- La oposición ha sido bastante crítica respecto del real avance del proyecto, principalmente porque habría diferencias en torno a la capacidad para financiarlo. ¿Qué le parece este análisis?
-  Se trata de una crítica injusta, pues fue el actual gobierno el que presentó este proyecto de ley. Esto da cuenta de la voluntad de crear la región. Obviamente esto se discutirá en el Parlamento, se presentarán indicaciones para perfeccionarlo, pero indiscutiblemente la voluntad del Gobierno existe. Respecto de los recursos, todos los proyectos de ley que se envían al Congreso contemplan un informe presupuestario elaborado por la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda. Este proyecto contiene dicho informe, por lo tanto, están considerados los recursos para la creación de la nueva región.
polos de desarrollo integral

- Se ha cuestionado mucho la creación de nuevas regiones. El ex Presidente Ricardo Lagos criticó, incluso, el envío de este proyecto y habló de las macrorregiones. ¿Se debe revisar el actual modelo político-administrativo del país?
- Efectivamente, se debe combinar la existencia de las regiones  político-administrativas con la necesidad de fomentar macrorregiones, es decir, colaboración entre regiones, por medio de polos de desarrollo integral, para así contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los chilenos. Esto significa que la creación de nuevas regiones no puede traducirse en una desconexión de los aparatos productivos entre los distintos territorios. Gráficamente, la futura Región de Ñuble va a seguir muy ligada a la Región del Bío Bío, y por cierto, también a la Región del Maule, y el desafío es generar la colaboración para que exista una macrorregión económica que permita el progreso de las tres.

- ¿Se debe evitar también el centralismo intrarregional? ¿Se debe potenciar, por ejemplo, a las ciudades intermedias?
- Efectivamente. Además de desafíos, la creación de una nueva región también conlleva riesgos que hay que enfrentar. Uno dice relación precisamente con este centralismo dentro de las regiones. Chillán siempre ha criticado el rol de Concepción, y existe el riesgo que en la futura Región de Ñuble se pierda de vista la importancia que tienen otras comunas. El desafío es evitar este centralismo, hay que recordar que la descentralización no es solo respecto de Santiago, sino también de las capitales regionales y provinciales. Es en este punto donde se requiere una mirada integral, para producir un desarrollo armónico del territorio, y también tomar lección de lo ocurrido con Arica y Parinacota y Los Ríos. Es necesario fomentar el diálogo con quienes fueron partícipes de este proceso, para aprender de la experiencia, y para que en el futuro proceso de implementación de la nueva región, éste sea exitoso y llevado de la mejor forma posible. Es importante saber qué cosas se hicieron bien; qué cosas no se hicieron tan bien, de manera de tomar las providencias para que la creación de la nueva unidad administrativa sea exitosa.

Comentarios