“Hay que tomar la decisión de sembrar realmente lo que se puede regar”

Por: Claudio González Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 AM 2016-07-13

La lluvia caída durante el fin de semana fue un pequeño alivio para los agricultores de Ñuble. Sin embargo, no soluciona el déficit de agua que afecta hoy a la zona, que registra a la fecha solo 204 milímetros de agua caída, cuando lo normal a la fecha son 589 milímetros.


De acuerdo a lo indicado por el presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Alfredo Wahling, este problema debe “llevar a repensar la cantidad de lo que se siembra y el tipo de cultivo, para no sufrir tan graves consecuencias. Creemos que esta agua, largamente esperada, igual nos sirve, pero lamentablemente es totalmente insuficiente para el déficit que tenemos en este momento. La nieve está realmente escasa y el agua que cae en estos momentos como nieve desde la cordillera, hasta fines de julio, es la que realmente persiste en la cordillera y que nos sirve para el verano, para el regadío.

Hasta la semana pasada teníamos más de 150 milímetros y estamos con un tremendo déficit. Esperamos que en lo que resta del invierno caiga el agua suficiente y no se nos venga el agua en primavera, porque el exceso también nos atrasa los cultivos fuertemente. Yo creo que los agricultores tienen que tomar la decisión de sembrar realmente lo que puedan regar y no sembrar de manera excesiva, porque el resto va a ser solamente pérdida”, indicó el dirigente.


Por su parte la presidenta de los regantes del río Ñuble, Margarita Letelier, manifestó que la actual situación en la zona se enmarca en un problema de fondo, como es el cambio climático, por ello ha impulsado una política de crear embalses en la zona que disminuyan los efectos de este fenómeno que llegó para quedarse.


Letelier considera complejo cambiar el tipo de cultivos porque “los únicos cultivos que necesitan poco riego son el trigo, la avena, la cebada, pero surge el problema de que son cultivos que no tienen mucho precio, entonces no es tan fácil. Todos los demás cultivos necesitan agua, más aún considerando que con este cambio climático la temperatura en verano ha subido por lo menos dos grados”.

Comentarios