Ya van 12 menores detenidos por delitos desde el inicio de vacaciones

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 09:50 PM 2016-07-12

El Byron, el “Justin Bieber” y la “J-Lo” son algunos de los menores de edad cuyos reales nombres suelen aparecer de tanto en tanto en la lista de controles de detención del Juzgado de Garantía de Chillán.

Los tres suelen caer por el mismo delito siempre, esto es el hurto, y antes de haber sido formalizados por primera vez ya contaban con anotaciones delictuales registradas en el Tribunal de Familia, cuando aún no cumplían 14 años, por lo que eran inimputables.

Sin embargo en los últimos días ha habido un claro aumento de menores de edad que han pasado a controles de detención en el juzgado chillanejo de primera instancia y, coincidencia o no, el incremento parte a mediados de la semana pasada, cuando se dio el inicio oficial a las vacaciones de invierno escolares.

Desde el 8 de julio hasta este martes ya eran 12 los casos revisados en el Tribunal de Garantía y los detenidos de entre 16 y 17 años.

Tres de ellos fueron detenidos por la PDI, uno por carabineros de la Subcomisaría Huambalí y el resto por la Segunda Comisaría de Carabineros.

Los delitos por los que fueron formalizados son el de robo en bienes nacionales (tres casos), robo en lugar habitado (dos), hurtos (cuatro), receptación, amenazas a carabineros y uno por estafa.

De los 12 imputados, dos quedaron privados de libertad tras dictarse en su contra la medida cautelar de internación provisoria, que debe ser cumplida en la cárcel de menores de la ciudad de Coronel.

De ellos finalmente dos no estaban dentro del sistema escolar, la famosa “J-Lo”, detenida el lunes por hurto, y un menor quien fue capturado el domingo cuando intentaba arrancar de un domicilio de calle Cocharcas al que había ingresado a robar tras ver que la dueña de casa había salido.

El resto fue puesto en libertad por tratarse de delitos de baja intensidad.

Para el capitán Daniel Basualto, de la Segunda Comisaría de Chillán, “el que se haya detenido a esos menores en época de vacaciones puede que sea más bien casualidad, ya que al menos los menores que fueron detenido por funcionarios  de la Segunda Comisaría, me atrevería a decir que son los mismos de siempre”.

La droga como causa
La ley penal adolescente dice que los menores de entre 14 y 15 años pueden ser condenados hasta cinco años de cárcel, y los de entre 16 y 17 hasta 10.

Pero todos ellos, por ley, deben ser objeto de requerimientos judiciales, es decir llegar a un procedimiento simplificado en vez de un juicio en el Tribunal Oral en lo Penal.

Para la abogada Rocío Burgess, quien asume las causas juveniles de la Defensoría Penal Pública, “la mayoría de los menores que delinquen, y en específico los que roban, lo hacen para conseguir drogas, por lo que se trata de un problema muy difícil de manejar, acá los fallos van desde el mismo Estado hasta el del propio círculo social del menor”.

Para la jurista, “es muy difícil sacar de ese hábito a un niño que ve a sus padres delinquiendo o acá en tribunales, así para ellos todo esto se transforma en algo habitual”.

Comentarios