Remedios de las farmacias populares son en promedio 50% más baratos

Por: Jorge Chávez 09:15 PM 2016-07-12

Hasta el momento solo Chillán y Ñiquén han concretado sus proyectos de farmacias populares, de una lista de al menos cuatro comunas que desde fines del año pasado mostraron su interés de instalar un punto de expendio de remedios a bajo costo, al estilo de la pionera Recoleta en la Región Metropolitana.

El funcionamiento de los centros de abastos chillanejo y ñiquenino revela que un 50% más barato, en comparación de los mismos productos que venden las grandes cadenas nacionales, es el precio de los medicamentos que entregan las dos farmacias.

La promesa de contar siempre con artículos a precio de costo es el principal atractivo de los locales que buscan cumplir con una labor de tipo social.

Poco más de mil personas se han inscrito en el registro de usuarios de la farmacia popular chillaneja, desde que se iniciara el proceso el pasado 23 de mayo.

Braxan, Nevilet, Trayenta y Amlodipino son algunos de los medicamentos con receta médica más pedidos por aquellos que recurrieron a la iniciativa municipal.

“Yo consumo permanentemente el Nevilet y tenía que pagar no menos de $22.000 en las farmacias del centro; ahora voy a pagar $14.000 por el mismo producto en la farmacia popular. Esto para mí me significa un ahorro importante, porque tengo que medicarme siempre por la hipertensión y estos medicamentos no están en GES”, sostuvo  Francisco Aldana, usuario de la farmacia popular de  Chillán.

Trayenta para la diabetes y Atrovent para males broncopulmonares  son los fármacos que no puede dejar de consumir José Poblete.

“Antes de que se abriera la farmacia yo compraba el Trayenta en $38.000 y ahora lo consigo a $26.000; por el Atrovent pagaba $28.000 y ahora en la farmacia popular solo pago $15.000. Este sistema es importante y bueno, ojalá que muchas personas se beneficien de él”, comentó.

Si bien José Poblete destacó el funcionamiento de centro de abastos, advirtió que hay casos, como el Asventol (para el tratamiento del asma crónico en adultos) que presenta el mismo precio de $36.000 que ofrecen algunas farmacias durante ciertos días de oferta.

Impacto positivo
Al menos 250 personas se han inscrito en la farmacia popular de Ñiquén, lo que en términos porcentuales significa el 2,5% de la población total, estimada en casi 10.000 habitantes, según explica la químico farmacéutico Lissett Vera.

“El Azitrom lo tenemos a $9.000, mientras que en el mercado se puede conseguir hasta en $16.000”, indicó la profesional.

El Omeprazol de 20 miligramos por caja de 30 comprimidos cuesta $450 en el local ñiquenino y en las grandes cadenas el precio es de $1.290.

A mitad de precio consigue  Angélica de la Fuente, el Eutirox que consume para su tratamiento de la tiroides.

“Yo consumo el Eutirox todos los días y para mí se me hace difícil comprarlo”, comentó la usuaria, agregando que de los $7.000 que gastaba por el producto, ahora solo tiene que desembolsar $3.500. 

Aparte de los remedios que se expenden con receta médica, la botica  de Ñiquén tiene a la venta Ibuprofeno, Paracetamol, pañales y leche (para lactantes y adultos), antibióticos  y otros artículos que no necesitan receta y que pueden ser adquiridos sin necesidad de estar inscrito.

Comentarios