“En una de esas aparece en Ch. Viejo el candidato de la Gran Mayoría"

Por: Isabel Charlin 10:15 PM 2016-07-11

Aspira a ser primera mayoría como concejal, y no descarta apoyar una opción ciudadana a la alcaldía que surja en los próximos días

Sobre la candidatura de Rodolfo Gazmuri: “Solo espero que le vaya bien en todos sus nuevos desafíos”, dijo

“No estoy pidiendo que me nombren candidato, solo que me dejen competir”, decía un devastado Jorge Del Pozo hace poco más de una semana, cuando la Nueva Mayoría comunicaba que el candidato único en Chillán Viejo era el actual alcalde socialista, Felipe Aylwin.

Atrás quedaban los meses de incertidumbre, reuniones y “gallitos” entre los partidos del bloque. A la vez, para el edil radical se venían decisiones importantes: ¿Qué camino tomar? ¿A quién apoyar?

Algunas de estas preguntas ya tienen respuesta. 

- ¿Cómo evalúa, en frío, la decisión tomada por la Nueva Mayoría en Chillán Viejo?
- Más allá de los intereses personales, la decisión es ‘per se’ lamentable. Por varias razones, pero fundamentalmente por que es una puñalada a la profundización de la democracia, una estocada al traspaso de competencias y decisiones a las personas, y un atentado a la voluntad de la gente. Pensar que las decisiones santiaguinas, de cúpulas, son mejores que las que pueden adoptar los habitantes de un territorio, tiene un toque dictatorial que nos recuerda prácticas que en esta época ya creíamos desterradas. 

- ¿Cree que el error estuvo en no haber logrado incluir a Chillán Viejo en las primarias legales?
- El error estuvo en tenerle miedo a la decisión de las personas, de los chillanvejanos. Todos creíamos que con la puesta en vigencia de la Ley de Primarias, los partidos iban a entender que los cambios que el país demanda se circunscriben también a aumentar los niveles de participación de las personas en la toma de decisiones, pero claramente pocos entendieron el mensaje, la mayoría prefiere seguir cultivando prácticas antiguas. 

- Siempre hubo respaldo desde la mesa nacional del PR. ¿Qué pasó? ¿Tiene poco poder de negociación el PR?
- El PR es, como todos saben, un partido chico. El poder de negociación del Partido Radical se centraba en lograr que la gente participara, que los vecinos escogieran a sus candidatos en elecciones primarias. Lo logró en varias comunas, pero en otras, la torpeza de algunos partidos y lo terco de algunos dirigentes no permitieron aquello. 

- ¿Se  arrepiente de no haber renunciado hace un año a la colectividad?
- Es fácil ser general después de la batalla, pero en perspectiva, no. Fundamentalmente, porque confié en la voluntad y convergencia democrática de los partidos de la Nueva Mayoría. El error no estuvo en no renunciar, sino que en creer que todos los partidos, y el PS en particular, creía a rajatabla en la democracia. Quedó demostrado que no la defienden cuando les conviene. 

Radical “de tomo y lomo”
- ¿Pesó al interior de la NM el hecho que se acercara en un momento al PRO?  
- Lo de PRO no es más que un acuerdo de trabajo conjunto en un programa que llevaría a Chillán Viejo a alcanzar niveles de desarrollo y bienestar que hoy no se ven en la comuna. Estábamos en una cruzada que buscaba incorporar a todos los que quisieran un proyecto que solo tenía como propósito darle dignidad a nuestros vecinos. Queríamos que los chillanvejanos vivieran mejor. 

- Y este acuerdo de trabajo conjunto... ¿Se mantiene con el concejal Rodolfo Gazmuri?
- Lo único que puedo decir es que espero que le vaya bien en todos sus nuevos desafíos.

- ¿Cómo ve el escenario electoral en Chillán Viejo? ¿A quién dará su apoyo? ¿Podría surgir una nueva candidatura ciudadana?
- Hay un profundo descontento en las bases de la comuna. En los dirigentes sociales, en los dirigentes deportivos, en los clubes de adulto mayor. La gente se había hecho la idea que podría decidir, pero desde Santiago la decisión fue otra. El nacimiento de una candidatura ciudadana no depende de mí. Yo me concentraré en los temas que me corresponden, pero siempre primará mi amor por Chillán Viejo. En el área electoral tenemos claro que ya hay varios candidatos en competencia: el PRO, Chile Vamos y la Nueva Mayoría. En una de ésas aparece el candidato de la Gran Mayoría. Eso no depende de mí. 

- ¿Cuáles son sus planes ahora?
- Yo me debo a mi comuna. He trabajado incansablemente por ella y sus vecinos desde hace ocho años, y lo seguiré haciendo. Espero tener un gran apoyo como candidato a concejal, Dios quiera consolidar el respaldo que siempre me han expresado mis vecinos de manera de mantener mi rol fiscalizador y propositivo, como siempre lo he desempeñado. 

- ¿Lo defraudó su partido? ¿O lo defraudaron las “viejas prácticas”?
- Soy un radical de tomo y lomo. Agradezco al partido y al secretario nacional, Osvaldo Correa, por la defensa que siempre hicieron de que en Chillán Viejo se escuchara a la gente. No me defraudó el PR, me defraudaron aquellos que tienen doble discurso. Que dicen amar la democracia, pero buscan acuerdos cupulares. Que dicen querer primarias, pero a la primera de cambio, toman un auto y se van a hablar con los presidentes de partido para que los nominen por secretaría. Estoy en política porque creo que hay que decir las cosas de frente, a la cara y con la verdad por delante. Lamentablemente, hay muchos que esos comportamientos no los conocen.

Comentarios