Cores: luces LED de Chillán podrían ser financiadas sólo por etapas

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 08:10 AM 2016-07-11

Comentarios a favor y en contra sobre la factibilidad de concretar el millonario proyecto municipal que busca cambiar la totalidad de las antiguas luminarias a sodio por modernos focos LED, se han generado en los últimos días.


El martes pasado se conoció que la Municipalidad de Chillán inició el proceso de licitación pública para renovar el sistema de iluminación de la comuna considerando recursos propios, para lo cual se necesitaría al menos $10.800 millones.


Desde ese día, sectores sociales y políticos locales han planteado diversas posturas en las que se contraponen la rapidez con la que se ejecutaría el proyecto, calculado en 15.000 luminarias, versus el dinero que tendrá que costear de sus arcas el gobierno comunal para hacerse realidad la obra urbana.


Uno de los cuestionamientos que se le hace a la iniciativa es el porqué el municipio optó por comprometer su billetera habiendo alternativas que le evitarían gastar sus limitados recursos.


Posibilidad
El consejero regional por Ñuble del Partido Socialista (PS), Juan López Ferrada, recordó que el Gobierno Regional (GORE) ha financiado varios proyectos de cambio de luminarias a LED en Chillán, como las que se ubican dentro de las cuatro avenidas.


Si bien la autoridad regional aseguró que este tipo de iniciativas se entiende que garantizan una alta  rentabilidad social por los beneficios que le conlleva a la comunidad su puesta en funcionamiento, señaló que el elevado monto estimado para su concreción no se ajustaría a la realidad de la Región del Bío Bío, si se hubiera buscado financiamiento al GORE.


No obstante, el consejero regional (core) explicó que el proyecto chillanejo hubiera tenido opción de ejecutarse en varias etapas y así evitar que la casa consistorial eche mano a sus finanzas.


“Cambiar todas las luces de Chillán está lejos de poder ser financiado por el Gobierno Regional, dado el monto que se tiene calculado, considerando que tenemos un presupuesto anual de casi 100.000 millones de pesos. Lo que sí podría haberse hecho es presentar esta iniciativa en cuatro o cinco etapas sin problemas; nosotros hemos aprobado proyectos para luminarias de hasta 2.000 millones de pesos”, argumentó, por lo que tardaría no menos de cinco años en finalizar el plan local.


Juan López Ferrada tildó de “electorera” la propuesta municipal propiciada por el actual alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, quien irá por la reelección en octubre próximo.


“En época electoral algunos alcaldes tiran toda la carne a la parrilla sin tener en cuenta la factibilidad de lo que proponen y el tiempo que se demorará en hacerse realidad; no tengo dudas que ésta es una maniobra política, creo que esto debe pasar por la aprobación del Concejo, que son los fiscalizadores”, sostuvo.


El core del Movimiento Amplio Social (MAS), Cristian Quiroz, destacó los beneficios que entrega la moderna iluminación; no obstante, apuntó a la necesidad de que se elija la mejor opción para evitar que se repitan casos polémicos y poco claros como el ocurrido con el proyecto de luminarias a LED de Chillán Viejo.


“Desde el Consejo Regional financiamos con casi $800 millones el recambio de luminarias en Chillán; iniciativa importante y con múltiples beneficios en seguridad ciudadana, desplazamientos peatonales, ahorro de costos, etc. Ahora lo relevante es asegurar precios justos y tecnología de calidad, evitando así las polémicas que han ensombrecido de alguna forma este tipo de licitaciones en las municipalidades de Chillán y Chillán Viejo”, detalló.


Quiroz advirtió que el gobierno comunal chillanejo cuenta con un adecuado presupuesto propio, por lo que, reiteró, es necesario que se defina adecuadamente qué iniciativas de inversión puede financiarlas directamente y cuáles debe postularlas a otras fuentes, como por ejemplo, al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR)  de la Subsecretraría de Desarrollo Regional (Subdere).


Factibilidad
Gustavo Sanhueza, core militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI), comentó que “en teoría” el GORE podría financiar la totalidad del monto que necesitaría el municipio de Chillán para realizar su proyecto; sin embargo, admitió que si éste hubiera sido presentado tal cual, habría sido difícil de ser aprobado.


“Estamos con un problema presupuestario que se nota, en los últimos meses sobre todo, y los proyectos que se han aprobado son más bajos y se refleja la restricción presupuestaria para este año. Al haberse presentado en etapas habría sido más factible, pero esto también produce inequidad en la ciudadanía, porque se beneficiarían unos de las luminarias antes que otros”, recalcó.


En tanto, el core de Renovación Nacional (RN), Javier Ávila, coincidió con Sanhueza al advertir sobre lo difícil que significaría para el municipio chillanejo conseguir que le financien 10.800 millones de pesos por un proyecto urbano.


“El monto lo veo alto, es practicamente un tercio de lo que entendemos podría ser la disponibilidad para proyectos nuevos sin compromiso para el próximo año, por lo que habría que esperar mucho tiempo para financiarlo. Si el propósito es resolver una situación prontamente, probablemente esta fórmula que está empleando el municipio de Chillán es más rápida que vía Gobierno Regional”, opinó.


Ávila comentó que así la propuesta edil tenga aspectos técnicos bien evaluados, la etapa electoral que se vive hace que sea analizado sólo como una estrategia de tipo electoral.


“Sale conviente, en la etapa que se vive, oponerse a un proyecto y meter mucho ruido con propósito electoral” enfatizó.

Comentarios