Sancarlino une al país a través de un nuevo sitio culinario

Por: Felipe Vergara Fotografía: Clubdecomida.cl 11:00 AM 2016-07-10

Conexión Regional

Para Tomás Alzamora no se trata tan sólo de exhibir diferentes platos. Gracias a la dinámica que se genera por medio de la cuenta, se pueden conocer las diferencias geográficas a la hora de desarrollar un plato. “Es interesante tener seguidores de hartas partes de Chile, porque vas viendo las distintas comidas del país y cómo varía con el clima. Mientras unos comen platos calientes, otros están con productos más frescos”, destaca. 

De que es un hombre multifacético, no hay duda. El sancarlino Tomás Alzamora ya ha incursionado en el cine dirigiendo “La Mentirita Blanca” y además, recorre el país haciendo música hip-hop. 

No obstante, el arte culinario también es parte de su rutina y es por eso que quiso abrir una ventana que hacía falta. 

Se trata de la cuenta Instagram clubdecomidacl, espacio de Internet donde ha buscado unir a los chilenos en torno a su pasión por la cocina. 

“La cuenta trata de que la gente se toma fotos y luego etiqueta su plato de comida hecha en casa. Si tienes Instagram y cocinaste, por ejemplo, puré con longaniza, al momento de subirlas nos etiquetas y yo la tengo que resubir luego de hacer un pequeño filtro”, relata el ingenioso cibernauta.

Así fue como comenzó hace 7 días y ya suma más de 600 seguidores que han querido dar a conocer sus piezas alimenticias, generando así una interacción particular. 

“La idea de esta red social es que uno no pone las recetas, sólo coloco, por ejemplo, ‘Felipe hoy nos comparte este rico plato’. La idea es que la gente empiece a interactuar. Si alguien quiere saber cómo se hace mejor, escribe ‘oye Felipe, ¿cómo se hace este plato de comida?, para que haya interacción”, cuenta. 

Sobre los aspectos que lo motivaron a crear este sitio, señala que “la idea es valorar esto que es cocinar, que lo considero un arte. Estás como 3 horas para hacer un buen plato. Creo que es importante registrarlo, es inmortalizar esa obra de arte que después ya no existe. El fin es valorizar la comida que la gente hace en sus casas. A medida que lo compartimos, van poniendo un poquito más de detalles y dándole color a su cocina”, señala.

Pero también la televisión fue protagonista de esta nueva instancia. “Cuando se inicia más la búsqueda fue con Masterchef. Me gustó mucho el programa, te enseña mucho de comida, compensar sabores, texturas. Iba aprendiendo y empecé a cocinar, así que después se me ocurrió la red social”, recuerda. 

Eso sí, desde mucho antes que los platos ya se llevaban su atención. Es que fue el propio núcleo familiar el que le dejó como herencia un gusto por los diferentes ingredientes que conforman un plato. 

“Mi papá, sobre todo, cocina muy bien. Desde chicos veíamos que cocinábamos y empezamos a imitar eso con mi hermano. Siento que la cocina es súper terapéutica. Cortas una zanahoria y eres tú y la zanahoria, nada más. Como que te relajas y te entretienes”, asume.

Hasta el momento, son 25 los platos ya publicados. Entre ellos, Alzamora ya tiene sus favoritos que pretende pronto replicar en casa. “He estado viendo que harta gente ocupa la quinoa en tortillas, hamburguesas, salteado o como arroz. También me llamó la atención un queque con zapallo y unos ravioles rellenos con espinaca y jengibre”, confiesa. 

Ahora sólo queda ingresar a clubdecomidacl y contagiarse del ingenio culinario nacional. 

Comentarios