Detienen a distribuidor con 10 kilos de pasta base en terminal

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 08:55 PM 2016-07-07

Ya son más de 30 kilos de pasta base los que este semestre ha logrado incautar la Brigada Antinarcóticos (Briant) de la PDI chillaneja, siendo el último golpe la captura de un traficante santiaguino detenido el pasado 1 de julio en un terminal de buses, cuando éste se dirigía al sur del país.


“No necesariamente se trata de una droga que tuviera como destino la Provincia de Ñuble, pero es una investigación que se realizó acá mediante la Briant y ellos pudieron determinar que esta persona pasaría por la ciudad en una hora y una fecha determinada, logrando de esa manera su captura”, explicó el fiscal Pablo Fritz, jefe del Ministerio Público de Chillán, en referencia a la incautación de 10 kilos 227 gramos de pasta base.


“Podemos decir que son cerca de 153.400 dosis con un avalúo aproximado de 153 millones de pesos”, pormenorizó el subcomisario Cristián Pérez, de la Briant.


La investigación, encabezada por el fiscal Álex Montecinos, partió con el seguimiento y captura de un proveedor, a quien se le había encargado el traslado de esta droga. “Ellos operan como se hace en cualquier otro negocio, los distribuidores locales necesitan de los proveedores que están donde se almacenan grandes cantidades de droga, en este caso una persona de Santiago, aquí se logró detectar la fuente y origen de la droga para poder dirigir estas diligencias, teniendo como blanco a este proveedor”, precisó el fiscal Fritz.


El santiaguino, único detenido por este delito, fue formalizado por tráfico de drogas en el Juzgado de Garantía de Chillán, tribunal que decretó la prisión preventiva en su contra.


La segunda de mayor circulación
La irrupción de la pasta base en los barrios locales es innegable y con las cantidades incautadas por ambas policías cada año, se ha posicionado “como la segunda de mayor circulación en Chillán, después de la marihuana y por sobre el clorhidrato de cocaína”, confirmó el subcomisario Pérez.


Sumando el total incautado por la PDI y el OS7 de Carabineros, es cercano a los 50 kilos en lo que va del semestre.


Estimaciones similares son las que hacen desde el Servicio de Salud Ñuble, cuyo encargado del incinerador, José Miguel Ortega,  recibió en cadena de custodia los últimos 10 kilos de la pasta base para ser quemados frente a personal de la PDI, al fiscal Pablo Fritz y ante representantes administrativos y jurídicos del Servicio de Salud.


“Lo que más se quema es marihuana y en segundo término la pasta base. Más atrás la cocaína y en solo una ocasión en los más de 10 años que llevo trabajando acá llegaron unas láminas de LSD sintéticas, y en otra oportunidad algo de peyote. Pero el resto de las veces son esas tres clases de sustancias prohibidas”, dijo.

 

Comentarios