Más de $166 millones se invertirán en construcción de sedes sociales

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:00 PM 2016-07-06

En plazas públicas, colegios, en casas de algunos vecinos que suelen prestar sus propiedades, en dependencias de otras juntas sociales y hasta en iglesias, suelen reunirse las agrupaciones de vecinos de la ciudad que no tienen una sede social donde hacer vida comunitaria.


Según cálculos de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, casi un 30% de las 150 organizaciones que existen no cuentan con un local establecido que les preste comodidad.


No obstante, en los últimos años las autoridades comunales y regionales han priorizado la recuperación y edificación de centros que acojan las múltiples actividades de los vecinos.


Recientemente, un total de $166.648.000 destinó el Gobierno Regional del Bío Bío para la construcción y mejoramiento de cinco sedes sociales de Chillán, mediante recursos que les facilita el Fondo Regional de Inversión Local (FRIL).


Cuatro juntas de vecinos y un club deportivo de la comuna son  los beneficiados, quienes harán realidad sus proyectos arquitectónicos olvidados por años.
Los grupos habitacionales Bartolucci, Villa Madrid, Los Evangelistas, Eliana González y el Club Deportivo Unión Española, son los lugares que próximamente gozarán con un espacio físico de encuentro.


Entre el 16 y el 26 de junio pasado el municipio de Chillán, encargado de la ejecución de las iniciativas urbanas, inició la licitación pública de la construcción de las cinco sedes sociales.


La firma del contrato de construcción, de acuerdo a las bases del concurso público, se realizará entre el 12 y 16 de agosto próximo.
satisfechos


El presidente de la junta de vecinos de la Villa Madrid, Renato Dellarossa, se mostró complacido por la posibilidad de contar con un local propio, tras casi dos décadas de olvido.


“Hace 17 años que esta iniciativa estaba olvidada y nunca nadie hizo nada por hacerla realidad. Para nosotros es excelente todo esto y nos cambiará la vida vecinal que tenemos”, comentó.


El dirigente recalcó que, en la intención de mantener activa la junta de vecinos, constantemente tenían que pedir prestado el local de sus pares de Don Ambrosio; no obstante éste no siempre estaba disponible para ellos.


“Simpre ha habido buena disposición, pero a veces la sede iba a ser 

Comentarios