Renuevan patentes de alcoholes en plazoleta pese a estar prohibidas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2016-07-05

Al parecer el gobierno comunal de Chillán tiene muy poco interés en resolver los numerosos problemas que afectan al Mercado y al Paseo La Merced, pues aparte de mensajes y señales de buenas intenciones que se vienen dando desde hace años no existen políticas claras al respecto.


El lunes se dio un paso en falso respecto de ello cuando fueron aprobadas seis patentes de alcoholes para la plazoleta Sargento Aldea a pesar de que tales permisos están absolutamente prohibidos en ese lugar según la antigua ordenanza que rige las concesiones y al cuerpo normativo que lo reemplazó y que debe entrar en vigencia próximamente.


El año pasado cuando comenzó la discusión de la nueva ordenanza la municipalidad y concejales alertaron sobre la existencia de las autorizaciones a seis contribuyentes a los que se suman unos cinco “clandestinos” que operan en la absoluta ilegalidad.


Tras constatar aquello el planteamiento general fue eliminar los permisos concedidos de manera arbitraria en el pasado y terminar con la venta de alcohol en otros negocios instalados en la zona.


En medio del anuncio, el gobierno comunal inició el estudio de una ordenanza de alcoholes que debía regular los horarios de funcionamiento de locales de expendio y además apostaba a reducir el número de patentes limitadas en la ciudad.


Pero tras más de un año de análisis, reconoce la concejala Nadia Kaik, la situación está en status quo, por lo que no existen avances concretos respecto de un tema que fue calificado como prioritario en su momento.


Este martes, el presidente de la comisión Alcoholes del Concejo, Jorge Vaccaro, señaló que efectivamente aquellos locales que tenían patentes de alcoholes pudieron renovar sus licencias por un año más.


La razón que se esgrime para extender las autorizaciones de venta en un sitio donde están prohibidas es que “los locatarios tienen derechos adquiridos” por el hecho de haberlas tenido desde hace muchos años.


Vecinos
La presidenta de la Junta de Vecinos del sector Centro, María Montesinos, señala que en esta ocasión el municipio no les pidió la opinión como en otras ocasiones sobre la conveniencia de mantener las patentes.


Montesinos agrega que lo ideal en este caso es que la entidad edilicia comience de una vez por todas una fiscalización intensiva en la plazoleta Sargento Aldea y retirar las patentes si se comprueban irregularidades, “algo a lo que se compromete el municipio” agregó Vaccaro.


El concejal afirmó que la idea es reforzar la fiscalización y control no solo en la plazoleta del Mercado, sino que también en la vecina Plaza La Merced donde “se cometen actos de todo tipo incluida prostitución, consumo de alcohol y drogas”.


Reunión clave
Para analizar nuevamente los problemas de este paseo ciudadano, donde se enclava el terminal rural y numerosos negocios, la próxima semana será desarrollada una reunión donde participarán Carabineros, PDI, vecinos, locatarios y dirigentes.


Lo que se pretende es retomar un trabajo que comenzó hace un par de años, pero que fue postergado y cuyo objetivo es dar mayor seguridad a las personas que trabajan ahí como a quienes transitan por el sitio o buscan algunos de los numerosos servicios comerciales que se ofrecen.


Desde el municipio y la dirigencia vecinal se reconoce que tanto en la plazoleta como en La Merced hace falta una intervención mayor para erradicar los numerosos problemas que afectan a ambos lugares.

Comentarios