Anticipan menor superficie de cultivos tradicionales en Ñuble

Por: José Luis Montes Fotografía: JLMV 08:35 PM 2016-07-05

Analizar en forma anticipada las tendencias de un año agrícola desde la perspectiva del comercio de fertilizantes, resulta un ejercicio interesante.


Con largos años de experiencia, acceso a información especializada en el rubro y un contacto muy directo con los agricultores de la zona, el ingeniero agrónomo Roberto Lecanelier es como un barómetro de lo que está pasando.


Lecanelier es gerente del área Centro Sur -Bío Bío y Araucanía- de Anagra, la mayor comercializadora de fertilizantes del país, y afirma que “la gente que no tiene muchas alternativas, los del secano siembran trigo, avena o raps. Siempre lo mismo. Yo veo una disminución en la siembra de raps, estimo que a nivel nacional, y de las sobre 50 mil hectáreas que se sembraban, estamos llegando a las 35 mil con suerte. Esto, por los malos resultados económicos de la temporada anterior. Si el año pasado la avena mostró el mejor resultado de los tres cultivos tradicionales, creo que mucha gente se va a ir del  raps a la avena, con los problemas que ello puede acarrear”.


A su juicio, en todo caso, en líneas generales, las siembras del secano no deberían bajar: “Deberían mantenerse en superficie con cambios en el orden. Hay cultivos que están sonando en la zona, como la linaza, que son superficies marginales, pero aún no cuento con datos duros del tema”.


VALLE CENTRAL
“En el valle, donde básicamente predomina el tema del maíz, la remolacha, la achicoria, los trigos candeales y algunos de primavera bajo riego, el año pasado hubo una baja importante en superficie de maíz. Yo tengo la sensación que quedó maíz sin sembrar. El maíz siempre está en torno a las 21 mil hectáreas, en la Región sembraron 16 a 17 mil, que es una baja importante. Además, el precio se esperaba malo, se hablaba de $100 o $105, y los precios que se han estado pagando son de $120 en algunos sectores. Los agricultores no querían nada con maíz, ahora vuelve el interés y se ve en la compra de bolsas de semilla”.


Agrega que “la remolacha creo que va a estar en la pelea con los precios que se conversan, va a andar bien con 52 dólares. Quizás un poco más de superficie, o igual que el año pasado. Lo bueno que tiene Iansa para los agricultores es que financia. Al igual que la achicoria, las superficies no debieran variar”.


Respecto a la fruticultura, dice que quienes pueden se están cambiando y que los conocimientos y la tecnología permiten proyectarse: “estamos hablando de una superficie de frutales en la Región de 12 a 13 mil hectáreas, donde el arándano la lleva. Las pomáceas, manzanas y perales han ido bajando. Ojo con el avellano europeo que se ha ido metiendo mucho. Eso sí que un poder comprador puede ser complicado”.

Comentarios