Licitan contrato para cambiar el total de luminarias de Chillán a LED

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 11:40 PM 2016-07-05

Progresiva ha sido la modernización del sistema de iluminación pública de las calles de Chillán.


Al menos desde el año 2012 que el municipio viene incorporando la altamente eficiente tecnología LED, en reemplazo de los antiguos  focos de sodio que, pese a consumir más electricidad, tienen poder lumínico menor.


Gracias a proyectos impulsados por la Casa Consistorial y financiados con recursos entregados por el Gobierno Regional, hasta el momento se han reemplazado antiguas luminarias de sectores específicos de la periferia como la población Vicente Pérez Rosales, Quinchamalí, Villa Centenario, la Avenida Martín Ruiz de Gamboa y todas las calles dentro de las cuatro avenidas de la ciudad.


Cerca de 2.000 focos se han cambiado hasta el momento, no obstante el gobierno comunal local está impulsando un proyecto mayor, con el que se busca cambiar la totalidad de las antiguas luces.


El pasado viernes 1 de julio la Municipalidad de Chillán inició el proceso de licitación pública para reemplazar las 15.000 luminarias a sodio que quedan en toda la comuna por equipos LED, con lo que se alcanzaría la modernización completa del sistema de iluminación de la capital provincial.


El plan es cubrir todo el territorio chillanejo con los nuevos focos, abarcando incluso los sectores rurales de Quinchamalí, Confluencia, Rinconada de Cato, Huape, Reloca, Santa Raquel, Capilla Cox, Quinquehua y Las Mariposas.


Según las bases de la licitación, el próximo 2 de agosto será la apertura técnica y económica del concurso, mientras que la adjudicación del mismo está programado para el 31 de agosto.


La firma del contrato sería el 15 de septiembre y la empresa a cargo de las obras tendrá un plazo máximo de 365  para finalizar su trabajo, tiempo que correrá desde el momento mismo en que el municipio entregue oficialmente el permiso para que se intervenga el alumbrado chillanejo.

Inversión

Una millonaria inversión, ascendente a $10.800 millones, es el monto que el gobierno comunal prevé inyectar para ejecutar el ambicioso proyecto urbano.


Si bien desde la Casa Consistorial admiten que la realidad presupuestaria no les permite desembolsar el monto total en un solo pago, aseguraron que el trato que se hará con la firma ganadora es cancelar la totalidad del trabajo en un lapso de 40 meses, en cuotas, algo similar a lo que decidió hace un tiempo Chillán Viejo, que tiene todas sus luminarias bajo el nuevo sistema.


El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, destacó la iniciativa preparada por la Dirección de Planificación y dio por descontado que el municipio tendrá los recursos para hacer el cambio total del sistema de iluminación tal y como lo están planteando.


“Estamos hablando de todo Chillán. El sistema ya cumplió su vida útil, acá hay una situación de responsabilidad del municipio en el sentido de que tenemos que actual y no esperar reaccionar ante hechos delictuales como los ‘portonazos’. Estamos actuando con mucha responsabilidad, de acuerdo al presupuesto municipal que ha ido incrementándose permanentemente y que hoy estamos hablando de cerca de 30.000 millones de pesos. Se hace factible pagar las cuotas mensualmente”, indicó el jefe comunal.


Zarzar duda en que hayan voces disonantes al interior del Concejo Municipal con un proyecto de envergadura, que según el alcalde, le cambiará el rostro a la ciudad.


“Estamos contentos con la cercanía de este avance tan importante para todos. No sé quién se podría restar a participar de este gran paso que daremos como ciudad y espero que el Concejo Municipal esté a la altura y apoye esta gran iniciativa que es para todos los chillanejos”, sentenció.

Recambio y mantención
Con el cambio del sistema de alumbrado público el municipio pretende generar eficiencia energética con el empleo de la tecnología LED, lo que se traducirá en ahorro económico para las arcas ediles, además de mejorar la sensación de seguridad de los habitantes de la comuna.


De acuerdo a las bases de la licitación, la empresa que se adjudique las obras de recambio de luminarias  también deberá realizar la mantención de ellas en los siguientes 120 meses, periodo en el cual el municipio deberá pagar mensualmente la cuota correspondiente a la cantidad de las luminarias y equipamiento asociado, efectivamente instalado y en relación al valor cuota ofertado y análisis de precios unitarios.


A manera de salvaguardarse de las constantes fallas que se han visto en los últimos meses con el funcionamiento de los focos LED dentro de las cuatro avenidas, la firma que se haga de la millonaria licitación tendrá que responder por el servicio.


“El contratista deberá asegurar, durante todo el periodo de mantenimiento, el correcto funcionamiento del sistema, atendiendo fallas y emergencias a la brevedad y según lo indicado en las bases. Se entenderá como mantenimiento las intervenciones que realice el contratista a las luminarias, gabinetes, ganchos, etc. del alumbrado público, para asegurar de manera continua su completa puesta en servicio durante el periodo de vigencia del contrato”, precisan las bases administrativas.

Estudio
A fines de marzo el Concejo Municipal de Chillán acordó iniciar el proceso para analizar la posibilidad técnica de cambiar la totalidad de luminarias de sodio a LED, para lo cual se requerían autorizaciones de los ministerios de Hacienda y Energía. 


El estudio de factibilidad fue realizado por el ingeniero Sergio Wycki, que en su momento fue cuestionado por el edil Jorge Marcenaro tras conocerse que el portal de investigación periodística Ciper Chile lo vinculaba a comunas con contrato similares, en donde la Contraloría General de la República había hecho observaciones, además de  cambiar su nombre original de Sergio Muñoz Caro.


En rigor Sergio Wycki se encargó de hacer un registro detallado del total de luminarias a sodio que deberían cambiarse, la potencia lumínica que se necesita en las calles y calcular el ahorro energético en que se traducirá el proyecto urbano.


Si bien la entidad edilicia planteaba ejecutar el recambio de tecnología en un plazo de 10 años, mediante la fórmula de pagar las LED a través de la economía que se generaría al disminuir el consumo de energía, optaron por comprometerse económicamente con una firma licitada por un plazo de 40 meses.

 

 

Comentarios