Advierten aumento de licencias de conducir falsas en Chillán

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Víctor Orellana Navarrete 11:45 PM 2016-07-05

La calidad ha mejorado, por eso son más quienes se atreven a presentar licencias de conducir falsas a los carabineros que realizan controles vehiculares en la comuna de Chillán.


“En efecto, hay un aumento de detenidos por esta causa, no solo en Chillán, sino que a nivel de prefectura”, explicó el comandante Rodrigo Bravo, subprefecto de Ñuble, cuando no habían pasado más de tres días desde que en el Juzgado de Garantía de Chillán se formalizara a un vecino de Coihueco por esta causa.


El resultado de esa audiencia fue una suspensión condicional del procedimiento, es decir, solo se registró su domicilio. Y para evitar que la causa se le transforme en condena, tiene que evitar cometer un nuevo delito en el plazo de un año. 


Ya el año 2013 carabineros detuvo a un mecánico que tenía un taller dentro de las cuatro avenidas por ser parte de un red que se dedicaba a confeccionar y entregar licencias de conducir falsificadas, siendo él uno de los encargados de ofrecerlas a los clientes con quienes entraba en confianza.


Según la Patrulla de Tránsito de Carabineros de la Segunda Comisaría de Chillán, quienes suelen acompañar a la Seremi de Transportes en las fiscalizaciones a la locomoción colectiva en la comuna, “en estos últimos meses hemos incautado cuatro de esos documentos falsificados, y si en años anteriores lo normal era encontrarnos con un promedio de entre 18 a 20 licencias falsificadas, este año notamos que en efecto hay un aumento”, explicó el sargento Claudio Parra, jefe de la Patrulla de Tránsito.


Más allá de la cantidad, es la calidad de las mismas lo que motivó que ya a nivel institucional se emitiera un instructivo en el que se entregan algunas claves para poder reconocerlas.


Desde la Prefectura Ñuble detallan que uno de los aspectos más difíciles de imitar es el escudo tornasoleado impreso en el mismo plástico que reviste la licencia; los bordes deben estar perfectamente definidos ya que son cortados industrialmente; y a la luz ultravioleta la licencia no presenta mayores cambios. Además, la línea negra que atraviesa todo el documento bajo la foto del conductor dice, sutilmente, “República de Chile”.


“A veces es por la calidad de la tinta que es posible detectar que algo raro hay, entonces se verifica con la Central de Comunicaciones para que ellos a través del Registro Civil, determinen si el conductor fiscalizado está o no inscrito o si tiene restricciones para usar una licencia”, aclara Parra.
la clonación de cédulas


Desde la Primera Comisaría de San Carlos el capitán Erik Ventur precisa que  “ese tipo de delitos es más común en las ciudades grandes, porque en los sectores rurales las personas son más conocidas”. Esto lo confirman en la Quinta y Tercera Comisarías (Quirihue y Bulnes), donde dicen que la detección es más bien baja.


Sin embargo, existen también las clonaciones de licencias. “Hay personas que tras ser detenidas por alguna infracción van a la Dirección de Tránsito y declaran su cédula como perdida, antes de ser condenados, por ejemplo,  por conducir en estado de ebriedad. Luego le entregan una al tribunal y se quedan con la clonada, eso es más complejo aún de detectar”, advierte el sargento Parra.

Comentarios