Chillán Viejo abre puerta a la cultura con concurso de microcuentos

Por: Felipe Vergara Fotografía: Club de Ajedrez S. y C. 07:00 PM 2016-07-03

La historia de Chillán Viejo tiene una relevancia que no solo marca a la provincia, si no que a todo el país. Mal que mal ahí nació Bernardo O’Higgins.

Es por eso que entre los apelativos y apellidos que se le han endosado a esta comuna, está el de ser ciudad “histórica”. No obstante, desde los últimos años intenta sumar el título de “cultural”.

 Así por lo menos lo entendió una agrupación deportiva local, que creyó necesario ampliar sus iniciativas para que la comuna ñublensina comience a destacarse como una pieza fundamental en el movimiento artístico y cultural de la zona.

 Esa fue la reflexión que hizo posible la creación del  Club de Ajedrez Social y Cultural de Chillán Viejo, que convirtió al deporte ciencia en un puente para ser promotores de otras iniciativas en la ciudad. 

Aquello lo reafirma su presidente. “La idea surgió de un recital poético en la Biblioteca Municipal y conversando con mi amigo Diego Venegas. La idea es tratar de difundir los diferentes talentos. Hay poetisas, pintores, recitales artísticos donde se puede potenciar a quienes tienen talento en la comuna”, sintetiza Rodrigo Sepúlveda. 

Todo esto se ha podido lograr en gran medida por la versatilidad de los integrantes del grupo, quienes desempeñan diversas tareas artísticas además del deporte ciencia. Su mismo líder asume esta realidad, pues “hay poetas, pianistas, pintores, etc. El ajedrez involucra varios aspectos, sobre todo en el aspecto social. Yo por ejemplo soy ajedrecista y a través del tiempo nacieron inquietudes de escritura, así que hago mis trabajos en eso también”, confiesa.

La idea también nace tomando en cuenta el espacio que tienen a su disposición, donde se han desempeñado deportivamente durante varios años. “Fue rescatado de la nada y lo ampliamos un poco, llevamos unos siete años ahí y tenemos calefacción, televisión, distintas instalaciones para que se hagan actividades”, asegura sobre el recinto que se ubica a un costado de la Parroquia de Chillán Viejo, en O’Higgins 2541. 

Recital
Su primer desafío fue hace tan solo hace algunas semanas con un recital poético en una fecha más que compleja para este tipo de encuentros. Pero el amor por sus intenciones fueron más poderosas que los obstáculos que se presentaron. “Era un día de fútbol y llegaron hartas personas a las 20.00 horas. La actividad era dos horas antes del partido de Chile contra México por la Copa América Centenario. En ese sentido fue un éxito completamente en cuanto a la fecha que habíamos escogido. Fue arriesgado, pero este tema se hace con el corazón y así funcionan las cosas”, comparte el deportista.

En esto ha sido primordial la intervención del sacerdote Fernando Varas, pues él se ha encargado de que quienes hoy ocupan el lugar tengan todas las condiciones necesarias para funcionar. 

Concurso Literario

Esta unión del deporte y lo cultural tendrá como uno de sus mayores hitos una inédita iniciativa que se realizará a mediados de este mes. 

Se trata del concurso literario titulado “Chillán Viejo en 102 palabras”, que se lanzará entre el 16 y 17 de julio, justo en el momento en que se realizará un torneo de ajedrez en la misma sede. 

“Esta iniciativa surgió en conversaciones, tertulias, y surgió la idea de hacer un concurso literario para difundir a nuestros pequeños poetas y escritores. La idea es que participe la mayor cantidad de gente. Es abierto a toda las personas que quieran participar y se sientan ligado a este tipo de eventos”, cuenta el organizador. 

Pero no tan solo en esta competencia de las letras se verá como el ajedrez se ha abierto a otras expresiones en la ciudad histórica, si no que también los premios tendrán características distintas a los que comúnmente utilizan. 

“En esta ocasión la copa estará  hechas por un artesano para cambiar el esquema del tema. Estará en la página escritores.org para promocionar el concurso ”, cuenta del evento que sumará más de 20 horas de enfrentamientos en ajedrez. 

Son las primeras señales que quiere entregar la organización, que sintió la necesidad de intervenir para no perder la identidad de la comuna. 

“Lamentablemente falta mucho desarrollo en este ámbito en la comuna y solo queda el nombre de ciudad histórica y cultural. Se habla más de deporte y fútbol. Las otras actividades se ven en menos. El interés de las personas está, pero no tienen el espacio necesario para desarrollarlas”, concluye.

Comentarios