La estrategia de Carabineros para bajar en 4% las cifras delictuales

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2016-07-02

Con la sentencia de “los números son un medio estadístico, pero nosotros no trabajamos para mejorar números, sino la calidad de nuestro trabajo”, el subprefecto administrativo de Ñuble, comandante Rodrigo Bravo, zanja la política de generar una planificación base, proyectable a futuro, más que la de trabajar bajo la presión y dictadura de las cifras.

“Carabineros no trabaja como si fuera una empresa de producción”, aclara, y con papeles en mano explica que “en Ñuble tenemos una baja total de un 4% de delitos, que puede parecer poco, pero acá lo importante es que se han hecho estrategias conforme a la misma movilidad del delito y la tendencia a la baja se comenzó a notar en los últimos meses”, explica.

El comandante Bravo parte este primer balance semestral por los delitos de mayor connotación, como los robos de vehículos, los robos en lugar no habitado -el máximo dolor de cabeza para el comercio local- y los robos violentos.

Mientras que los primeros marcan la mayor crecida dentro de la estadística policial, con un 34% en Ñuble y un exagerado 73% en Chillán; los robos a locales comerciales bajaron un 9% respecto a 2015, con 1.297 denuncias en total; y asaltos del tipo robo con violencia bajaron un 9%, en Chillán, totalizando 60 denuncias, seis menos que el mismo semestre de 2015.

Otro de los delitos más temidos el del robo en lugar habitado, aquel en que el delincuente ingresa a una casa con moradores, que también mostró una crecida, aunque de un 3% en Chillán y 5% a nivel provincial (273 y 664 casos, respectivamente).

“En lo que respecta al robo de vehículos y de accesorios sustraídos desde éstos, carabineros de esta prefectura dispuso de un grupo que cuenta con el apoyo de patrullas y motos, los que dedicados exclusivamente a estas investigaciones, las 24 horas del día, lograron una fuerte baja. En junio de 2015, por ejemplo, hubo 31 robos en Ñuble en contraste con los 23 denunciados en junio de este año, y confiamos que siga esta tendencia”, dice el subprefecto.

Respecto a los robo en lugar habitado, en la Prefectura Ñuble apuntan a la constante edificación de nuevos sectores residenciales en la provincia, debido que para el delincuente es siempre más fácil robar en hogares ingresando a ellos por casas aledañas que están vacías.

“Acá hay un contraste del que se pueden sacar lecciones”, dice el comandante, quien apunta a que “hasta el año pasado, los robos en locales comerciales eran delitos muy denunciados, lo mismo que los hurtos, pero los locatarios aprendieron a tomar medidas de seguridad que van desde protecciones a cámaras de seguridad. Y principalmente mejoró la comunicación entre sus vecinos y con carabineros. Entre ellos formaron grupos de Whatsapp y cada uno tiene el celular de su cuadrante, todo tiene que ver con las estrategias, somos los mismos funcionarios, pero la planificación mejoró y con ello, las cifras”.

Parte el Dioscar
Este 2016 Carabineros implementó en distintas comunas de Chile la llamada Dirección de Orden y Seguridad de Carabineros (Dioscar), que significa que cada prefectura debe cumplir con metas específicas.

La idea es mejorar en aspectos como la tasa de controles de identidad, para dar con personas con órdenes de aprehensión pendientes, cumplimiento de órdenes judiciales, desarticulación de bandas delictuales, fiscalizaciones a la seguridad privada, rondines, bomberos de servicentro y de plazas de peajes, realización de campañas preventivas y reuniones con autoridades.

“Esto no es ponernos números, insisto, sino realizar más trabajos preventivos, ordenar los circuitos para así darles menos chances al delincuente, es decir, ver que los bomberos no carguen grandes sumas de dinero, o que las cámaras de los peajes estén operativas, por ejemplo”, explicó.

Comentarios