Productores lecheros abogan por mayor transparencia en el mercado

Por: Roberto Fernández Fotografía: La Discusión 08:25 PM 2016-06-30

El 1 de junio, por primera vez se conmemoró en Chile el Día Nacional del Productor Lechero, tras la promulgación por parte del Ministerio de Agricultura de esta fecha en el calendario nacional de celebraciones y cuyo objetivo es reconocer la importancia de esta labor en la creación de valor de la cadena láctea.

Esta celebración se efectuó en Osorno, y en ella, la Asociación de Productores de Leche de Ñuble (Aproleche Ñuble) junto a la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) destacaron la trayectoria y el aporte de cuatro empresarios de la Provincia de Ñuble: Álvaro Salinas Gaete, Manuel Luis Larraín Riesco, Álvaro Vásquez Ferrada y Eduardo Cruz Unzueta.


COMPLEJO ESCENARIO
Sin embargo, el panorama actual para el gremio no está en su mejor momento, lo que queda de manifiesto en las constantes quejas por los “bajos precios” que paga la industria por la compra de leche fresca, así como también en la tensa relación que se ha generado por esta razón, y que alcanzó un clímax con la denuncia interpuesta en agosto de 2014 ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), por “comportamientos anticompetitivos” de los mayores poderes compradores: Soprole, Nestlé y Watt’s, la que fue reactivada en marzo de este año.


No obstante, el 15 de junio pasado, el TDLC resolvió decretar el abandono de la causa. 


REALIDAD EN ÑUBLE
Alfredo Wahling, vicepresidente de Aproleche Ñuble, recordó que “hace una década existían unos 120 productores y un número importante han ido saliendo del rubro a causa principalmente de los precios bajos, el exceso de endeudamiento y la mayor rentabilidad que presentan nuevos cultivos”.


Hoy quedan cerca de 60. “Hay un grupo de pequeños productores que comercializan ellos mismos su leche y que logran un precio más sustentable, y están los de mayor tamaño que cuentan con economías de escala que les permite sortear de una mejor manera vaivenes como son los actuales”, precisó.


El dirigente gremial sostuvo que “actualmente estamos pasando por un mal momento, la coyuntura de precios a nivel nacional e internacional ha contribuido a que muchas lecherías han debido liquidar sus vientres  y la industria no ha entendido que la producción de leche primaria (a nivel predial), por la naturaleza de su ciclo productivo y la especialización del mismo, es un rubro que tiene una infraestructura propia y agricultores que se han especializado por largos periodos”.


Amenazas
Wahling expuso que “dejando atrás la realidad de los precios, hay aspectos transversales que nos amenazan a todos los agricultores y que repercuten también en la lechería”, haciendo referencia a la reforma laboral. “Diferenciar la realidad urbana e industrial de la rural en lo que a materias laborales compete, nos parece algo más que necesario, por cuanto así como está, le coloca trabas adicionales al desarrollo del rubro”.


Por otro lado, expresó que “la tecnología para bajar los costos y mejorar la productividad tiene valores que para la mayoría de los productores no están al alcance y menos para los más pequeños. No es secreto tampoco que la energía eléctrica también es un factor incidente, ya que tiene uno de los costos más altos del continente, lo cual nos va ahogando, con menos margen para poder reinvertir”. 


Finalmente, el dirigente sostuvo que “no podemos dejar de mencionar el que debemos avanzar en un comercio justo de la leche, donde se traspasen efectivamente los aumentos en las pautas de precio en un tiempo razonable  a los productores”.

Comentarios