Sigue pesadilla para quienes compraron departamentos en Santa Beatriz

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 09:50 PM 2016-06-29

La pesadilla de algunos clientes de la constructora Santa Beatriz, quienes tras haber pagado parte o incluso íntegramente por sus departamentos sin recibir escrituras, o peor aún, ni siquiera el departamento mismo, aún parece lejos de terminar.

Y si alguien pensó que todo tomaba un buen rumbo luego que la PDI forzara la comparecencia de su gerente general tras detenerlo en Santiago y traerlo a los juzgados chillanejos, “esa pudo ser una buena noticias para unos pocos, no para todos”, apunta el abogado Ricardo Robles, quien ha revisado casos de personas que por haber hecho negocios con la empresa hace más de cinco años, se podrían quedar con los brazos cruzados y sin que les devuelvan sus dineros porque, hoy, las deudas están cercanas a los plazos de la prescripción.

Quienes están en riesgo de perder todo lo invertido son quienes aún no han iniciado acciones legales y se trataría de cerca de 48 clientes.

La pasada formalización de Marcelo Escobedo Klein, en el Juzgado de Garantía de Chillán donde se anunció una investigación fiscal en su contra por los delitos de estafa, fue zanjada en la misma audiencia por el equipo de defensores del gerente y representante legal de la empresa constructora Santa Beatriz.

Si bien las acusaciones apuntaban a un incumplimiento malicioso de parte de Escobedo en pos de entregarle las escrituras de los departamentos del condominio Santa Beatriz, en Avenida Brasil, sus abogados presentaron en estrado las copias legales de las escrituras demostrando que ya habían sido recientemente entregadas, por lo que no era necesario seguir adelante con el proceso judicial. 

Vienen más causas legales
De hecho, ya hay fijada una audiencia de sobreseimiento por estos hechos. Sin embargo, los casos en disputa no han desaparecido. “Hace unos días me llamó una clienta de Antofagasta que adelantó 297 UF en 2011 por un departamento en verde que nunca se construyó”, comenta Robles.

Pero sin duda uno de los casos más dramáticos lo vivió una familia de apellido Lara, en Chillán.

El padre, tras jubilarse, compró tres departamentos, uno para su esposa, otro para una hija y el último para su hijo Juan.

Desde 2011 que solicitaron infructuosamente las escrituras, las que recién en mayo llegaron a sus manos tras incontables acciones judiciales.

“El problema es que mi papá, quien estaba enfermo, murió sin conocer el final de esto y con el temor de perderlo todo”,  dijo su hijo Juan, quien además pagó por el pie de otro departamento en el condominio Santa Beatriz.

“No lo puedo ocupar porque hay una medida precautoria en contra de la empresa que les prohíbe vender, el punto es que hace tiempo les pedí que me devolvieran el pie y no han querido hacerlo, solo me dan excusas. Tendré que verlo con mi abogado, otra vez”, adelantó.

Pedirán explicaciones a la PDI
Paralelamente, el juez del Primer Juzgado de Policía Local, Ignacio Marín, dijo a LA DISCUSIÓN: “solicitaremos una explicación a la PDI de Santiago para que nos digan por qué no trajeron a Marcelo Escobedo Klein a comparecer a este juzgado luego que lo detuvieran en Santiago y solo lo llevaran al Juzgado de Garantía. Él aún tiene órdenes de arresto pendiente por parte de este tribunal, ya que se han acumulado numerosas multas que la empresa se ha negado a pagar”.

Comentarios