Sequía también tiene en alerta a los académicos y autoridades de riego

Por: José Luis Montes Fotografía: La Discusión 09:25 PM 2016-06-28

Si se da el caso, como el año pasado, que en septiembre viene más frío que lo normal, habría esperanza de menos deshielos

Todos coinciden en que hay que apurar todas las obras de regulación de aguas para prevenir situaciones catastróficas

La conclusión de todos es la misma. Agricultores, la academia y el sector público coinciden en que la solución al problema de la sequía que se cierne sobre la provincia, con bajas extraordinarias en los caudales de los ríos y déficit de precipitaciones -de 67% hasta este martes en Chillán- es apurar las obras de regulación que sea posible construir en la zona.

El decano de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción, José Luis Arumí, asegura que la situación es preocupante y que el cambio de escenario climático no permite hacer predicciones certeras. “La disponibilidad de agua en primavera-verano depende del deshielo y para que haya nieve acumulada se necesita de horas frío. Si hay poca nieve como ahora no se compacta. Las nevazones tardías en tanto, sin frío, no se acumulan. El año pasado tuvimos la misma situación, pero nos salvamos porque septiembre fue helado. El año pasado se atrasó todo, éste no sabemos. Estamos con un clima extraño y hay variabilidad”, explica.

El docente de la Facultad de Agronomía, Fernando Bórquez, afirma que para los cultivos de secano los dados ya están tirados, y concluye que la falta de humedad en el suelo complica la absorción de nutrientes de las plantas y también la acción de los herbicidas, por lo cual va a haber daño.  “Esto en todo caso es relativo,  depende de la fecha de siembra los suelos y otras variables. En lo que respecta a las siembras de primavera, el agricultor debe ser ponderado y ver cómo viene el año, si va a ser seco, es mejor reducir las siembras y regar bien una superficie menor. El mayor problema es que las predicciones se hacen sobre la regularidad y lo que está ocurriendo con el clima es irregularidad”.

Comisión Nacional de Riego
“En la Comisión Nacional de Riego  estamos conscientes de la nueva realidad climática que afecta a la Región del Bío Bío en materia hídrica, por tal motivo el año pasado prácticamente doblamos la inversión en obras de riego, pasando de $6.500  a $12.000 millones. A esto debemos sumar los planes de riego participativos que actualmente se están desarrollando en las cuencas de Itata y Bío Bío, cuyos resultados obtendremos este año, lo que nos permitirá planificar con eficiencia las futuras inversiones. Para los próximos tres años la CNR proyecta una inversión superior a los $30 mil millones, cifra a la cual debemos sumar los $5 mil millones que el Gobierno Regional transferirá a la CNR. Estos datos reflejan la preocupación del Gobierno por hacer frente un escenario de déficit hídrico, porque si bien no podemos provocar la lluvia, si podemos realizar obras que ayudan a utilizar eficientemente el recurso hídrico”, comentó Paulo de la Fuente, coordinador de la Macro Región Centro Sur de la Comisión Nacional de Riego.

Los agricultores y directivos de regantes expresaron la semana pasada su preocupación por la proyección que está tomando la sequía en la provincia, alertados por un mes de junio que termina sin lluvias y poca nieve acumulada, lo que en una condición climática normal sería un signo de desastre agropecuario.

Comentarios