Ordenan investigación contra carabineros que arrestaron a delincuente

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 10:35 PM 2016-06-24

La expresión “se les salió el tiro por la culata” es lo que calza perfectamente para graficar lo que ocurrió con carabineros de la Segunda Comisaría de Chillán, luego de detener a un delincuente que tenía órdenes de detención de dos juzgados de Santiago y que además estaba en calidad de rebeldía respecto a una condena por robo.


Lo que parecía un acierto policial, en el contexto de una persecución tanto vehicular como a pie de dos personas,  quienes había estado siguiendo al cliente de un banco para robarle el dinero girado, terminó con una orden judicial para iniciar una investigación en contra de los efectivos que capturaron a uno de ellos, Giuliano Donoso Cofré, puesto a que éste se le acreditaron fracturas en la nariz y en el cráneo en el servicio de Urgencias, lesiones que el detenido atribuyó a agresiones policiales.


Donoso Cofré iba de copiloto en el vehículo que perseguía al del cliente del banco, quien había retirado $7 millones, a eso de las 12.45 horas del jueves.


Al verse perseguido por carabineros, el Hyundai en el que viajaban arrancó a toda marcha desde la Av. Brasil con Cocharcas hasta calle Constitución, momento en que Donoso Cofré se bajó para arrancar a pie, siendo detenido por carabineros y puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Chillán.


Previo a eso, ya en la Segunda Comisaría se le preguntó la identidad al detenido y éste dijo llamarse Cristian Phillip Ahumada Valdés.


Y ahí está el primer punto de inflexión en lo que en adelante resulta complejo de entender.


El dar una identidad falsa, constituye el delito de “usurpación de identidad” y fue por esa falta que el Ministerio Público formalizó a Donoso y no por el robo tentado.


Peor aún, la Fiscalía no pudo justificar el porqué habían detenido a Donoso, ya que la asistente fiscal argumentó que el delito que motivó su arresto fue que este vecino de Santiago andaba con un cuchillo debajo del asiento del auto, lo que -como aclaró la magistrado Claudia Madsen- no constituye delito, por lo que declaró la detención como “ilegal”.


Si bien la abogada Matus hizo mención a la intención de robar que tenía Donoso, no justificó estos presupuestos.


El relato hecho por carabineros a la prensa situaba a un testigo que caminaba por la Plaza de Armas, quien vio a Donoso pinchando con un cuchillo el neumático del cliente del banco para forzar una pana y -se entiende- robarle cuando ya estuviera lejos del centro.


Fue esta declaración de un testigo que incluía características físicas de los dos vehículos involucrados y la del autor del “pinchazo” lo que motivó la persecución policial, sin embargo este episodio clave o no fue leído en la audiencia por la abogada del Ministerio Público cuando la jueza le exigía argumentos para justificar la detención del imputado, o sencillamente carabineros no lo incluyó en el parte confeccionado para que el Ministerio Público realizara la formalización.


Sin herramientas para dictar medidas cautelares en su contra, la jueza no tuvo más remedio que dejar libre a Donoso por esta causa.


Era prófugo de la cárcel
De todas formas, Donoso Cofré quedó tras las rejas, pero debido a que había dos órdenes de detención en su contra emanados del 14º y el 8º Juzgados de Garantía de Santiago,  puesto a que había quebrantado dos condenas, una por 759 días y otra por 5 años y un día de cárcel por el delito de robo con intimidación.

Comentarios