Santa Beatriz puede enfrentar aún nuevos juicios en Chillán

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:40 PM 2016-06-23

Con abrazos de desahogo finalizó el miércoles pasado la audiencia de formalización en contra del gerente de la constructora Santa Beatriz, Marcelo Escobedo Klein, quien fue acusado por el Ministerio Público de nueve delitos de estafa.


Los cargos de la Fiscalía apuntaban a la negativa que por años la constructora presentó de entregar las escrituras a quienes entre 2011 y 2012 compraron al contado departamentos en verde en el edificio Santa Beatriz, de calle Brasil, sin embargo en plena audiencia de formalización, los abogados de Escobedo Klein presentaron en estrado los certificados que acreditaban que siete de las nueve escrituras que motivaron la persecución penal del caso ya habían sido recientemente entregadas; y aseguraron además que las dos restantes las entregarían este jueves.


Estos documentos le permitieron al juez Carlos Benavente dejar a Escobedo Klein en libertad. Por eso los abrazos.


Sin embargo, el gerente y representante legal de la firma que ha motivado conflictos legales en diversas ciudades del país, podría volver a Chillán en calidad de imputado y por el mismo hecho.


Esto luego que las denuncias en su contra siguen llegando a los tribunales locales, en específico al Juzgado de Policía Local, misma instancia que condenó a la empresa al pago de diversas indemnizaciones y multas por esta misma razón.


Una de ellas la presentó el viernes pasado el abogado local Jaime Carrasco, quien dijo a LA DISCUSIÓN que “sé que hay varias personas que aún no han seguido acciones judiciales por desconocimiento, principalmente, y otras que han preferido buscar soluciones apelando a la Ley del Consumidor, que debe tramitarse en el Juzgado de Policía Local, que mediante querellas que se tramitan en el Juzgado de Garantía, en el caso que yo represento iremos por una demanda en contra de la empresa más que contra el gerente, porque lo que perseguimos es que se nos entreguen las escrituras”.


Demandas versus querellas
El abogado Carrasco explicó que la diferencia entre seguir una vía por la Ley del Consumidor o por una causa penal en el Juzgado de Garantía es determinante.


En la primera, que se ve en el Juzgado de Policía Local, el juez puede obligar a la empresa a entregarle las escrituras, o si es el caso, a hacerle entrega de los departamentos pagados en verde, pero nunca puestos a disposición de quien los compró.


En la vía penal se buscan sanciones privativas de libertad en contra del gerente, en este caso Escobedo Klein, lo que se podría proyectar en la devolución de los dineros.


Es por esta razón que solo nueve de los más de 50 afectados optaron por presentar sus descargos en el Ministerio Público, mientras que la gran mayoría ha logrado que Santa Beatriz les haya hecho, tras casi cinco años de litigios, entrega de las escrituras, que son el único documento legal que acredita el real dominio de la propiedad.


Finalmente, el juez Ignacio Marín, titular del Primer Juzgado de Policía Local, confirmó que “Santa Beatriz aún no ha pagado las multas ni las indemnizaciones a las que se les condenó por el caso de esos 20 clientes a los que ya les entregaron las escrituras”.

Comentarios