“Marta tenía pasión por lo que hacía y alegría de vivir”

Por: Carolina Marcos Fotografía: Mauricio Ulloa 09:50 PM 2016-06-22

Hace 20 años, Jorge Colvin Etchevers se planteó la idea de hacer un libro que destacara la obra de su tía, la chillaneja Marta Colvin. El proyecto tomó su tiempo y durante dos décadas se preparó a través de la búsqueda de la información y de entrevistas con especialistas de distintas áreas respecto de la obra de la artista. Terminada esta tarea, el sobrino recurrió a la Ley de Donaciones Culturales para financiar el trabajo a través de la Minera Los Pelambres y el Bodegón Cultural de Los Vilos. Así nació “Marta Colvin escultora”, un trabajo que Jorge presentó este miércoles en Chillán. 

“La necesidad estaba. Había que hacerlo luego porque la obra de ella ha dejado de estar junta. Con el tiempo se ha ido a otros lugares y considero que era prudente dejar esto estampado en este archivo. Se lanzó hace un mes en Santiago en conjunto con una exposición de algunas obras que están en posesión de la familia”, precisa.

Llegar a Chillán para presentar el trabajo fue para Jorge vital. “Yo siento que esta es la última etapa, una especie de cierre. Acá está el museo que honra su memoria, la casa del campus y los recuerdos. Estar en Chillán me hace sentir que he cumplido”, sentencia.

“Se trata de un libro que más bien habla de su obra, tiene una presentación respecto del proyecto y hablan cinco especialistas entre historiadores, críticos de arte y escultores ex alumnos de ella como Francisco Gacitúa. Contiene también trabajos de ella, sus clases magistrales y algunos bocetos. También incluimos un catálogo de obras y fotografías de ella desde que era pequeña”, enumera Jorge respecto del libro lanzado este miércoles. 

-¿Cómo deberíamos valorar el legado que dejó Marta Colvin a través de su obra?
-Estas son las cosas que ayudan a construir identidad. En un mundo globalizado, tenemos que buscar acercarnos a lo nuestro de modo de caracterizarnos.

-Usted va a recorrer en esta visita el museo y la casa familiar en donde hoy funciona la Escuela de Diseño de la UBB. Hay un mito que dice relación con que ella habría enterrado en el patio una obra que no le gustó. ¿Es efectivo?
-Lo he oído, pero no sabría decir si es verdad. Lo que sí sé es que había obras que ella no quería. Se dice que la supuesta obra enterrada era un desnudo de una mujer que trabajaba en la casa. Ella le habría pedido a Marta esconderla para que no la viera el marido. Yo sé que hay mucha obra que se ha perdido en el tiempo. Por ejemplo, la familia de mi mamá también es de aquí. Marta le hizo retratos en yeso cuando era joven, pero entre terremotos y humedad, se perdieron muchas piezas. 

-¿Qué recuerda de ella?
-La pasión por lo que hacía y la alegría de vivir. Era una persona muy positiva.  

Comentarios