Gerente de Santa Beatriz entrega escrituras y evita quedar en prisión

Por: Felipe Ahumada Fotografía: PDI 08:20 PM 2016-06-22

Cabizbajo y algo nervioso llegó  a la tercera sala del Juzgado de Garantía de Chillán el gerente y representante legal de la construtora Santa Beatriz, Marcelo Escobedo Klain. Lo esperaba en el estrado su defensa compuesta por los abogados Joshua Jorquera y Luis Arévalo.


Escobedo Klein fue detenido por la Policía de Investigaciones, en Santiago, luego que el 30 de mayo y por solicitud de la fiscal Marcia Venegas se despachara una orden de detención en su contra debido a sus ausencias a las cuatro audiencias programadas para poder formalizarlo por estafas.


La detención de Escobedo fue ampliamente cubierta por la prensa debido a que en Santiago, Chillán, Temuco y La Serena se han llevado varios pocesos judiciales en su contra, todas ellas relacionadas con los delitos de estafas y que se contextualizan en la negativa de Santa Beatriz a entregarles las escrituras a quienes compraron al contado y en verde los departamentos que la constructora desde 2011 puso a la venta.


En Chillán, la oferta se hizo por los inmuebles ubicados en el edificio Santa Beatriz, ubicados en Avenida Brasil a un costado de la Estación de Ferrocarriles y si bien en un comienzo hubo cerca de 50 personas que estaban en esta situación, una serie de litigios tramitados en el Juzgado de Policía Local por casi dos años permitieron que cerca de 20 propietarios recibiera el ansiado documento que es el único que acredita que legalmente son los dueños de esos departamentos.


Esta vez, el Ministerio Público lo formalizó por dos hechos.


El primero dice relación con los delitos de estafa en la venta y no entrega de escrituras de nueve clientes;  y por el delito de apropiación indebida por no pagar las cotizaciones de seis empleados, monto que llegó a los $2.850.000.


En la audiencia, la fiscal Patricia Suazo pidió al magistrado Carlos Benavente que decretara la prisión preventiva de Escobedo Klain debido a que el total del monto pagado por los clientes de Santa Beatriz alcanzaba los $295 millones de pesos y por la rebeldía de éste ante las constantes citaciones para comparecer a los tribunales.


Sin embargo, los abogados Jorquera y Arévalo acompañaron los documentos que demostraban que de los nueve afectados, siete ya recibieron las escrituras en el último tiempo y dijeron que la “situación de los otros dos propietarios se resolvería dentro de las próximas 24 horas; además las cotizaciones de esos trabajadores ya fueron canceladas”, precisó el abogado Jorquera.


Si bien Klain quedó en libertad y solo con arraigo nacional, no quiso hablar con los medios. Sí lo hizo su abogado Luis Arévalo, quien tras insistir que las escrituras ya estaba entregadas, afirmó que “si él no se presentó a las audiencias fue porque estaba aquejado de una profunda depresión”, lo que no fue acreditado médicamente.

Comentarios