El campeón se sacó un 7 ante México

Por: Agencias Fotografía: Agencia Uno 09:05 AM 2016-06-19

La selección chilena se instaló con absoluta propiedad en semifinales de la Copa América Centenario, al humillar por 7-0 a México, en compromiso jugado ante 70 mil espectadores en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California. 

El andamiaje del vigente monarca continental funcionó, sin puntos bajos y con rendimientos individuales perfectos. Brilló Eduardo Vargas con cuatro tantos, que lo dejan al tope de la tabla de goleadores del torneo conmemorativo con seis conquistas. 

En la mejor presentación de la Roja en la era Pizzi, la zaga estuvo firme en la marca, como en cada balón dividido, el tridente Vidal, Aránguiz y Díaz se entendió como nunca y Alexis Sánchez destacó como asistidor y además marcó una diana.

La fiesta chilena comenzó a los 15 minutos en San Francisco. Marcelo Díaz sacó un remate cruzado desde fuera del área, Guillermo Ochoa dio rebote y Edson Puch con borde interno puso el primero frente a un oponente que no caía hace casi un año. 

Con un Chile dominador y cuando el primer lapso se iba, a los 44’, llegó el 2-0. Sánchez dejó a un rival por el sector izquierdo y le da una notable asistencia a Vargas, que en el corazón del área se anticipó a un zaguero y definió con un zurdazo cruzado. 

En una jornada de golazos el tercero arribó a los 49’ a través del “Niño Maravilla”, quien definió prácticamente con el arco a su disposición tras protagonizar una gran jugada asociada con Vidal. 

México aún no se sacudía del tanto del jugador del Arsenal cuando Vargas comenzó a estructurar una goleada, a los 52 minutos. Tras pase de Alexis, el ariete del Hoffenheim se fue en velocidad en demanda del arco y en el mano a mano con Ochoa no falló. 

La sonora hinchada mexicana parecía estar asistiendo a un funeral. El silencio se apoderó de los aztecas ante la sólida actuación del campeón de América y más aún a los 57’ con el “hatrick” de “Turboman’”, quien aprovechó un rebote del “Memo” y definió en el centro del arco. 

La Roja no daba respiro y la humillación para el “local” seguía en el Levi’s Stadium. A los 57’ Vargas se matriculó  apareciendo por atrás, sin ángulo, y con un potente diaparo le desarmó el pórtico a un abatido Ochoa. 

La fiesta de los hombres de Pizzi no terminaría allí. Ya en el epílogo, a los 87 minutos, Puch puso timbre a una gran presentación personal, tras pase de Vidal, que dejó sin opción al golero del Málaga CF. Doblete para el flamante refuerzo del Necaxa. 

Comentarios