“Mi primera meta es lograr esa ansiada medalla internacional”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 04:00 PM 2016-06-18

A comienzos de mayo de 2015 el taekwondista chillanejo Sebastián Navea (21) hacía noticia tras clasificar al Mundial de Rusia, entonces su segunda competencia internacional.

El reciente 10 de junio dio paso a una nueva incursión fuera de latitudes nacionales, en el marco del Open Panamericano de Querétaro, en México. En primera ronda barrió literalmente con el seleccionado nacional de Ecuador Stanlin Sarango, derrotándolo 16-0. En la segunda parte, Navea debió hacer frente al Nº 2 del mundo en la categoría -63 kgs., el trasandino Lucas Guzmán, cayendo por 7-2.

“Fue una experiencia muy buena, el poder competir con un exponente de ese calibre, alguien que ya está en otro nivel, sentí que me hizo bien, es una suma. Lucas estuvo a muy poco de clasificar a los JJ.OO. de Río, y es multimedallista continental, tiene otro roce. Nada que decir, fue el competidor más bueno, más inteligente, muy cerrado, muy defensivo, entonces me tocó salir a buscar la pelea y no conseguí entrarle”, reflexionó el chillanejo que dice guiarse en desarrollar un estilo de combate más efectivo, como los exponentes iraníes. 

-¿Cómo evalúas tu desempeño?
-En mi autoanálisis, no me siento menos a esos competidores, solamente que ellos tienen más roce, más combates en el cuerpo y por ende solucionan más rápido los problemas. Pero me siento capacitado para llegar a ese nivel. Así que de a poco.

-¿Cuál es tu meta para lo que resta de 2016?
-Hasta el momento tengo una meta, que es el poder conseguir esa tan ansiada medalla internacional. Puede ser en un Open, en un Continental, los abiertos en los que estoy compitiendo, y en eso es lo que estoy trabajando actualmente. Conseguir recursos para salir fuera del país y competir en los eventos internacionales que suman puntos para el ranking mundial. 

-¿A ser seleccionado nacional nuevamente?
-En realidad eso ya lo busqué y por el momento no me motiva mucho. A nivel federativo, el taekwondo está en ‘stand by’. Prefiero buscar por las mías, mis méritos propios y que ellos hablen acerca de lo que soy.  Hay que ir paso a paso. En el taekwondo a nivel internacional los eventos son categorizados por G y número. Mientras más grande el número, más importante el evento. Lo primero que busco es sacar una medalla en un abierto, un G1 o un G2. Y luego ir sumando puntos para clasificar a los Grand Prix (G8), donde califican los 32 mejores de cada categoría olímpica. Allí hay que estar rankeado en el circuito mundial para poder ingresar, sería un gran logro, pues están los mejores. 

-¿Cómo está el nivel del taekwondo nacional?
-En Chile hay mucho diamante en bruto. Mucho talento, pero no se invierte mucho en lo que es el taekwondo. No se puede salir a competir tanto en un deporte que es de contacto, ganar experiencia en el cuerpo. A nivel Panamericano considero que estamos de la media para arriba, pero en relación a los otros países, como Argentina, Colombia, México, ellos han mejorado mucho más que nosotros, pero es por un tema federativo más que todo.

-¿Como ha sido el financiamiento, ha costado mucho?
-Mi familia me apoya al 100%, en lo que es monetariamente y psicológicamente, en todo. Estamos tratando de hacer las gestiones para buscar sponsors, y cosas así. La Universidad del Bío-Bío me ha ayudado mucho, sin ella no habría podido conseguir el viaje a México. Esta vez también me ayudó un privado, Enrique Monje, y también mi abuelita que me auspicia para los viajes. Lamentablemente, esto uno lo dice con mucha pena, las políticas deportivas no son los suficientemente buenas para que en Chile se pueda surgir deportivamente.

En Santiago Navea entrena con Juan Carlos Aguayo, lugar donde también viaja a ganar roce con compañeros de nivel internacional. “En Chillán el nivel es bueno, pero solo estamos partiendo, pese a que está muy masificado, pero aún está en una etapa formativa, no competitiva en su totalidad”, apunta.

Hoy Navea compite en la etapa regional de la Liga Deportiva Universitaria representando a la UBB y después retorna inmediatamente a Chillán a competir en el Nacional “Copa Chillán”, albergado en el gimnasio de Quilamapu, donde hay más de 350 inscritos.

Comentarios