Denisse Rosenthal deslumbró a los chillanejos en la final de “Escool”

Por: Carolina Marcos Fotografía: Denisse Rosenthal 10:15 PM 2016-06-17

Denisse Rosenthal llegó este viernes a la ciudad para cumplir con su concierto en medio de la final de “Escool”, el concurso de talentos que organizó Mall Arauco Chillán y que anoche llegó a su fin con la elección del ganador y el cierre de la destacada intérprete nacional.

Poco antes de subir al escenario, la cantante compartió sus inicios y entregó consejos a los participantes que, seguramente después de esta experiencia, seguirán abriéndose paso en el camino de la música. 

-¿Qué te parecen actividades como “Escool”, que promueven el talento juvenil en regiones?
-Cuando uno tiene entre 15 y 17 años está empezando a descubrir qué quiere hacer a través de la música, es un proceso que requiere de harto apoyo e instancias que te permitan desenvolverte en lo que te gusta. A veces se percibe esto con muchas expectativas y finalmente es un camino bien distinto. Por eso me parece positivo que se generen estas instancias y que se incentive a los jóvenes a confiar en sus capacidades; da lo mismo si quieren ser ingenieros, arquitectos o doctores. A veces le exigimos mucho a los jóvenes a tomar decisiones muy apresuradas para cumplir con expectativas sociales. 

-Tú empezaste de una forma bien parecida, a través de “Amango”. ¿Siempre quisiste dedicarte al espectáculo?
-Siempre supe que tenía una inclinación no pequeña hacia el espectáculo en general. Desde chica en mi casa, cuando había invitados, nadie salía si no veía un show de la pequeña Denisse. Cuando tomé conciencia, tenía 17 años y ya llevaba un tiempo en televisión. Uno comienza con un pequeño sueño y luego se va proponiendo cosas. Me fui poniendo metas y me fui exigiendo a mí misma cada vez más y fui proponiéndome pasos a seguir, sueños qué cumplir y fui súper metódica. Todo comenzó a fluir. 

-Tienes 25 años y ya has hecho cine, televisión y música. ¿Qué área te acomoda más?
-Creo que es todo un conjunto, pero con distintas maneras de fluir. La música es mi trabajo. Trato de perfeccionarme siempre, estudio y practico. Es una carrera que exige mucho y lo disfruto mucho. Tengo una responsabilidad de encontrar esa identidad que existe detrás y es la manera que tengo de relacionarme con la gente que sigue mi trabajo. Por eso soy exigente. La actuación es donde yo descanso un poco más porque juego más y no pienso en juzgarme. Solo me dejo llevar. Es una vida que no es mía y una entretención distinta a la música. Los proyectos en los que me he involucrado, además, son comedias, algo que me acomoda. 

-¿Qué proyectos tienes para lo que queda de este año?
-Seguir trabajando en mi segundo disco, que va de la mano con un sello multinacional, lo que me tiene contenta porque se me abren más puertas, y seguramente la posibilidad de viajar. Estoy grabando la teleserie nueva de TVN “El camionero” y a fines de año se estrena una película que grabamos en el verano. 

-¿Qué consejo le das a los finalistas de “Escool”?
-Es difícil. Pero hay varios. Les diría que aprendan realmente a subirse al escenario y disfrutar cada momento, más allá de la competencia. Ese momento es sagrado para mí y es necesario sentir y vivir el presente exacto. Lo más importante es tratar de adquirir metas y límites, plazos y estructuraciones. Y lo último, es avanzar hasta conseguirlo, con confianza y seguridad. 

Comentarios