Traficantes en libertad luego que declararan ilegal informe policial

Por: Felipe Ahumada 09:25 PM 2016-06-15

Un duro revés podría tener el Ministerio Público local luego que el juez Luis Aedo, del Juzgado de Garantía de Chillán, declarara como ilegal la prueba presentada por la Fiscalía local en el caso de un juicio que perseguía a dos narcotraficantes, quienes fueron detenidos con cerca de 600 gramos de cocaína por la PDI en la ciudad de Santiago, el pasado mes de diciembre.

En datos duros, el procedimiento de captura y el posterior informe de esta diligencia hecha por la Brigada Antinarcóticos de la PDI como elemento de prueba para ser presentada por la Fiscalía ante el juez, fue desvirtuada totalmente luego que el abogado  Rodrigo Vera Lama, quien defendía al matrimonio detenido, demostrara que se había actuado de manera ilícita.

“Acá hubo un relato policial que constaba en la carpeta de investigación del fiscal que no era lo que realmente había ocurrido”, explicó Vera Lama, quien especificó que “ellos (la PDI) dijeron que la detención se había hecho en Santiago de una manera casi fortuita, es decir decían que estaban haciendo un control de identidad aleatorio y que casualmente dieron con esta pareja, pero es no es cierto”, zanjó.

Vera Lama aseguró a LA DISCUSIÓN que “lo que ocurrió fue que la Briant se contactó con un reo, quien estaba privado de libertad en la cárcel de Chillán, y a él le pidieron que hiciera contacto con sus proveedores y pactara una compra telefónicamente. Luego lo acompañaron a Santiago y esperaron hasta que este matrimonio les vendiera la pasta base y así los detuvieron”.

Si bien el argumento anterior, desde un punto de vista de lógica común, no reivindica a los detenidos del delito cometido, la legislación chilena tiene protocolos rígidos en los procesos de acreditación judicial de acusaciones criminales, por lo que no basta con el mero criterio del juez para pasar sobre sus estructuras.

“Yo le presenté en la audiencia toda la documentación al juez y al magistrado no le quedó más remedio que declarar toda la prueba ilegal, incluyendo los peritajes que demostraban que lo incautado era clorhidrato de cocaína”, explicó el abogado.

De esta manera, lo que comenzó como una rutinaria audiencia de preparación de juicio oral, terminó ocupándose como una instancia para revisar las medidas cautelares que pesaban en contra de ambos acusados y se resolvió cambiar la prisión preventiva en la que se encontraban a la medida cautelar de arresto domiciliario total, la que cumplirán en Santiago.

Desde la Fiscalía solo dijeron que la PDI siempre actuó bajo la instrucción fiscal y que “no comparten la decisión del Juzgado de Garantía y se está preparando la apelación para ser revisada por el Tribunal de Alzada de Chillán”.

De no prosperar la moción fiscal en la Corte de Apelaciones, se quedarían sin prueba para presentar en un futuro juicio oral.

Comentarios