Proyectan mejoras en el césped de la caldera roja

Por: 08:35 AM 2016-06-14

“Estamos en el periodo de una mantención intermedia. Recordemos que no hubo mucho tiempo en el verano para hacer una mantención profunda, y la verdad es que esperamos que para el primer partido de Copa Chile, cuya fecha está agendada para el 9 de julio, la cancha esté en condiciones técnicas para un fútbol profesional de la comuna”, dijo el director de Recursos Físicos del municipio chillanejo, Patricio Carrasco, respecto a la mantención y cuidados de la cancha del Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas, que ya calienta motores para recibir el nuevo Ñublense 2015-2016.


El profesional reconoce que las actuales condiciones climáticas no son las más óptimas para las mejoras en el césped, no obstante a diferencia de tiempo atrás, ahora se cuenta con mejores herramientas para poder dar cabida a una mejor mantención del recinto, que incluye el que se haya sumado un especialista en la materia.


“Se han hecho algunas inversiones y también se ha traído personal especializado a trabajar de manera más constante, lo que nos permite poder mantener la cancha en muy buen estado, durante el futuro cercano”, agregó Carrasco.


Cancha mal diseñada
Semanas atrás el propio jefe comunal, Sergio Zarzar, reconoció en el programa Dimensión Deportiva que la cancha del estadio chillanejo no quedó bien hecha, motivo central que gatilló las condiciones en que terminó el último campeonato de la Primera B.


“La verdad es que la cancha no es fácil. Partamos que su construcción fue en ocho meses, para un campeonato mundial con un modelo sacado de canchas europeas, las cuales requieren de mucho menos mantenimiento, con zonas de temperaturas muy distintas a las de nosotros, y con una red de evacuación de aguas que la verdad no fue bien hecho, lo que dificulta mucho, pues posee una capa vegetal de tan sólo 5 centímetros”, explica el profesional, medidas que contrastan con los cerca de 18 cms. que poseía la antigua cancha del Nelson Oyarzún Arenas.

Comentarios