Dos semanas con duras restricciones al uso de leña en intercomuna

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 07:55 AM 2016-06-13

Casi dos semanas con restricción al consumo de leña para la calefacción domiciliaria completó la intercomuna ayer, luego que la Intendencia Regional del Bío Bío proyectara oficialmente solo episodios críticos de calidad aire en todo lo que va de transcurrido el mes.


Desde el pasado 1 de junio, la autoridad regional ha anunciado seis Emergencias y seis Preemergencias, más una alerta decretada ayer, estados ambientales que se han traducido en limitaciones horarias a la combustión de biomasa y prohibición de encender calefactores en Chillán y Chillán Viejo.


De los ocho días más extremos de saturación por humo de leña anunciados en la temporada, correspondientes  a Emergencias Ambientales, cinco se pronosticaron entre el viernes 3 y martes 7 del presente y uno ayer domingo, situación que generó fuertes críticas de parte de la comunidad local, al verse obligada a no usar sus estufas a leña durante esos días, pese a que, según ellos, en algunos días el ambiente respirable era óptimo.


Registro

De acuerdo al monitor de material particulado fino (MP2,5) de la estación Purén, del cual la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente obtiene indicadores sobre los reales niveles de saturación que se han vivido en la intercomuna a consecuencia del popular combustible, en junio se registraron tres días de aire Bueno y uno Regular, en jornadas proyectadas con Emergencia y Preemergencias Ambientales, decretos que limitaron  la quema de astillas para calefaccionar las viviendas.


Los días 1, 2, 6 y 11 de este mes, la saturación por humo alcanzó niveles reales de Preemergencia. Y con un promedio diario de 220.3 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de MP2,5, con peak de 989 puntos a las 21.00 horas que constató el medidor Purén el viernes último, ese día se convirtió en el más extremo del año, generándose en la ciudad una saturación extrema del aire asociada a Emergencia Ambiental.


Para ese día el pronóstico minimizó su proyección al preveer que se esperaba solo una Preemergencia, de modo que se permitió el uso de leña, aunque de manera restringida, durante todo el día, solo con emisiones de humo por  un lapso de 15 minutos continuos, a riesgo de sumario de incumplir la exigencia.


Defiende sistema predictivo

El secretario regional del Ministerio de Medio Ambiente, Richard Vargas, defendió las declaratorias oficiales de calidad del aire que hace a diario la Intendencia con la información que le entrega su despacho, y reiteró que el objetivo de este mecanismo apunta a mitigar la contaminación por humo de leña en la intercomuna.


“Para nosotros es un éxito cuando evitamos llegar a los episodios críticos gracias al sistema de pronóstico y la cooperación de la población chillaneja y chillanvejana. No hay otra interpretación que darle, porque de esta manera estamos salvando vidas; es por eso que reitero que vamos a necesitar el apoyo de toda  la comunidad al respecto”, comentó el funcionario de gobierno a LA DISCUSIÓN.


El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, comentó que si bien las medidas prohibitivas al uso de leña vividas durante este mes han impactado el diario vivir de la comunidad, sobre todo en viviendas donde hay adultos mayores y niños, confía en la disposición que tiene el chillanejo para evitar producir emisiones contaminantes.


“Cuando hace frío uno se tiene que calefaccionar y por años la gente ha utilizado leña sin que nadie prevea la situación que estamos viviendo ahora. Es un tema complejo cuando se le dice a la población durante cinco días seguidos que no puede encender sus estufas, como fue durante las  Emergencia Ambiental decretadas ahora último. Es lógico que la gente se cuestione entre pagar una multa o comprar los medicamentos por un resfrío o enfermedad más grave; es un tema sensible, pero aún así creo que en Chillán hay un ánimo de colaborar con el Plan de Descontaminación”, opinó.


El jefe comunal sostuvo que si bien la gente debe apuntar a consumir leña responsablemente, advirtió sobre la necesidad de que las personas con mejores ingresos hagan el recambio de calefactores por unos que consuman combustibles más limpios.


Responsabilidad 
El ingeniero Ambiental Juan Luis Novoa recalcó que mientras la leña siga siendo el principal insumo para la calefacción, se seguirán viviendo los episodios críticos, de modo que apuntó a la responsabilidad de la población en el buen uso del popular combustible.


“La gente debe asumir de que son ellos los que están provocando todo lo que se vive con la contaminación actualmente y tomar conciencia. Los días de alta saturación van a continuar y lo único que queda es aprender a hacer uso de la leña mientras no se tenga otro combustible más limpio a la mano”, precisó.

Comentarios