Grupo local de padres que perdió a hijos expande fronteras

Por: Carolina Gómez Fotografía: Facebook 07:20 PM 2016-06-13

Perder un hijo es uno de los temores más grandes que puede tener un padre, y cuando ocurre se requiere de apoyo para sobrellevar el dolor.

 Con el objetivo de prestar ayuda a padres en duelo, el 25 de agosto del año 2014 nació, simultáneamente en Chillán y Concepción, la agrupación “Del dolor al amor”.

La chillaneja Andrea Fernández, quien perdió a su hijo Thomas el año 2014, lidera junto a Gabriela Cid  la iniciativa en la capital ñublensina, que actualmente cuenta con 30 participantes.

“Este grupo se creó simultáneamente en Chillán y Concepción, pero hoy en día también hay filiales en Talca, Santiago, Viña del Mar, México y Bogotá, Colombia. El objetivo es ayudar y entregar contención a los padres, sin importar creencias religiosas, edad del hijo que partió, tiempo que ha transcurrido, etc.”, explicó Andrea a www.ladiscusion.cl.

Agregó que “se hace una reunión mensual y aparte se hacen otras actividades, como talleres y terapias naturales gratuitas para todos esos padres que viven con el dolor de la partida de un hijo. El Instituto Valle Central nos ayuda desde el año pasado a través de la carrera de Terapias Naturales y atienden a papás y familiares de forma gratuita”.

La agrupación suma 14.149 seguidores en Facebook, y son numerosas las personas de diferentes partes del país que piden asociarse, o abrir filiales en sus ciudades. 

Actividades masivas
Para recordar a los hijos fallecidos, la agrupación realiza actividades masivas, en que participan los socios.

Una de ellas, quizás la más llamativa, tiene que ver con soltar cientos de globos en el santuario de Schoensttat, camino a Yungay, en memoria de los hijos fallecidos, jornadas que se realizan durante el mes de noviembre de cada año.

Para contactarse con la agrupación, se puede hacer a través de Facebook o bien asistir a la próxima jornada de contención, que se realizará el próximo 17 de junio, a las 19.30 horas, en Avenida Brasil 855, dpto. 412.

Comentarios