Proyectan mil nuevas viviendas para acelerar la economía de Ñuble

Por: La Discusión Fotografía: Archivo La Discusión 06:55 PM 2016-06-12

6 meses para inicio de obras

De acuerdo al cronograma del DS-19 se espera que las iniciativas que postulen hasta julio, sean seleccionadas en septiembre, mientras que el plazo para iniciar las obras seleccionados será diciembre del año 2016.
 

Mil nuevas viviendas, para fomentar la generación de empleo y activar  la industria de la construcción, proyecta el Ministerio de Vivienda en Ñuble, a través del nuevo programa “Integración Social y Territorial”. El objetivo de construir 25 mil nuevas viviendas (adicionales a los programas regulares), y crear 62.500 puestos laborales, con una inversión de $ 910 mil millones a nivel nacional.

Óscar Crisóstomo, delegado provincial del Serviu, analizó los alcances que este programa habitacional tendrá en Ñuble, asegurando que  contribuirá a disminuir los índices de déficit habitacional, además de inyectar nuevos recursos a la economía ñublensina, en momentos en que empiezan a aparecer los primeros síntomas de la desaceleración, a juzgar por declaraciones emitidas por los gremios del comercio y la construcción a LA DISCUSIÓN.

“Este nuevo decreto DS 19 no solo representa un programa puntual y focalizado, sino que es una política pública que será permanente, que nos permitirá ir proyectando ciudades y barrios más integrados en los cuales convivan familias de distintos estratos sociales, con idénticos accesos a servicios y calidad de vida”, manifestó Crisóstomo

Respecto del impulso a la economía local que tendrá la iniciativa, aseguró estar “optimista. En 2015, el Programa de Reactivación Económica e Integración Social resultó una experiencia muy positiva, por lo que esperamos igualar el interés de los privados que ahora tendrán un doble desafío, al elevarse los estándares de los diseños y los porcentajes de integración de familias vulnerables. Como base inicial, estimamos que al menos un tercio de las 3 mil  viviendas en Bío Bío, serán construidas en Ñuble. Ello, ya tiene un sustento. Son varias las empresas constructoras que ya han manifestado su intención de sumarse al nuevo plan”.

Las firmas constructoras tienen hasta el 30 de julio para presentar sus propuestas, las cuales serán calificadas de acuerdo a nuevas exigencias de diseño y estándares de calidad, además de otras variables que favorecen la integración social. “Se exigirá que los conjuntos habitacionales estén a una distancia máxima de varios servicios. Por ejemplo, no se podrá exceder un trayecto de mil metros a establecimientos educacionales; o la distancia máxima será de 2.500 metros en el caso de los centros de salud. Los proyectos tendrán que estar localizados en zonas que integre a las familias”, afirmó Crisóstomo.

El programa posibilita que familias de clase media o emergente accedan a un subsidio de entre 125 a 350 UF para optar a propiedades de hasta 2.500 UF; y en el caso de familias vulnerables, se asignará un subsidio de 800 UF para que opten a viviendas de hasta 1.100 UF.

“Otro de los elementos más relevantes de este programa es la mayor superficie construida que deberán cumplir las empresas que se acojan al subsidio. Se aumentará de los 47m2 para casas y 52m2 para departamento como mínimo en la actualidad; a 52m2 para casas y 56m2 para departamentos”, puntualizó el delegado.

Los proyectos deberán cumplir con criterios de calidad con distintas tipologías de viviendas, diversidad de diseños y alto estándar de urbanización, incentivando proyectos que incluyen eficiencia energética; accesibilidad universal y pertinencia en su diseño y materialidad; integración social (viviendas con precios que van desde las 1.100 UF hasta las 2.400 UF, propendiendo conjuntos que incorporan a familias con diferentes ingresos); y focalización territorial.
 

Comentarios