Proyecto busca mejorar calidad de semillas y elevar la mecanización

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 05:55 PM 2016-06-11

El aumento de la calidad de las semillas de pepino y zapallo, y de los rendimientos, así como una mayor rentabilidad para los productores, es el objetivo principal del Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP) que ejecuta la empresa Semillas Goldstar con cofinanciamiento del Comité de Desarrollo Productivo Bío Bío, que beneficiará a 27 agricultores pertenecientes a las comunas de Chillán, San Carlos y Ñiquén.


La iniciativa comenzó en abril pasado y tendrá una duración de tres años.


“El proyecto busca aumentar la calidad de semillas en cuanto a porcentaje de germinación y porcentaje de pureza, satisfaciendo con ello la demanda internacional. Se espera rentabilizar la operación tanto de Goldstar como la de los proveedores que buscan también mejorar sus condiciones productivas, logrando homogenizar la producción, dando también solución a la oportunidad en el desarrollo de las labores culturales, a través de una planificación productiva conjunta, que se traduzca en aumentar el rendimiento y calidad de los productos a través de la incorporación de prácticas que actualmente no se realizan, como por ejemplo, la mecanización del cultivo de semilleros de estas especies”, explicó Juan Mardones, director ejecutivo del Comité de Desarrollo Productivo Bío Bío.


En ese sentido, Mardones sostuvo que la mecanización será una opción beneficiosa para toda la cadena de producción, “ya que por una parte disminuye los costos de producción, resolviendo un problema de escasez de mano de obra y su alto valor, además de mejorar la ejecución oportuna de las labores, con lo que se mejorará la calidad del producto, logrando entregar un producto de mayor calidad a un menor costo y una mayor rentabilidad para el agricultor”.


Aumentar mecanización
Uno de los factores mencionados para aumentar la mecanización es la escasez de mano de obra y su alto costo.


“Hoy día hay cada vez menos mano de obra disponible y cada día es más cara. En el pasado, el cultivo del pepino y zapallo dependía solo de mano de obra,  pero hoy en día, con las máquinas que tenemos, podemos eliminar prácticamente el 95% de la necesidad de mano de obra”, argumentó Gabriel Bravo, gerente general de Semillas Goldstar.


Actualmente, las labores ejecutadas bajo cultivo mecanizado alcanzan el 58% en promedio, donde los grandes (de 5 hectáreas y más) bordean el 60% y los más pequeños exhiben cifras muy inferiores. Pero luego de los tres años de intervención del PDP se pretende llegar a un 90%.


Brechas tecnológicas
Sin embargo, en opinión de Bravo, “para lograr la incorporación de la mecanización es necesario equilibrar las brechas tecnológicas de los agricultores en aspectos como riego, polinización, fertilización y manejos técnicos del cultivo”.


De esta manera, expuso el profesional, el PDP “permitiría transferir estos conocimientos técnicos para poder mecanizar la producción del cultivo de pepino y zapallo, a través de maquinaria y know-how especializado”. 


Según Bravo, esto se traducirá en la posibilidad de mejorar la calidad de su producto a un menor costo, “además de poder incrementar la superficie establecida al eliminar la barrera de producción de la mano de obra”.


De esta manera, también se apunta a aumentar los rendimientos. Al respecto, Juan Mardones explicó que “la situación base contempla un rendimiento promedio de 261 kilogramos por hectárea en zapallo, y de 204 kilogramos por hectárea en pepino (...) El trabajo a realizar con los productores de semillas será conducente a que éstos logren mejorar estos parámetros, llegando a 300 kg/ha en el primer caso, y 250 kg/ha en el segundo, todo esto al término del tercer año de ejecución”.


Goldstar
Goldstar Seeds es una empresa chilena productora de semillas de hortalizas, creada en 2003 por Gabriel Bravo y por Tyson Schmidt. Produce semillas híbridas bajo contrato a sus clientes del exterior. Ha concentrado sus esfuerzos de producción en especies como pepino, zapallo, melón híbrido manual y sandía. Asimismo, especies como lechuga libre de virus; repollo, coliflor y zanahoria, entre otras.


Cuenta con dos granjas: una en Rengo y otra en San Carlos, y ambas poseen instalación de lavado, secado y proceso de semillas. En San Carlos, la producción está centrada en la producción de lechuga libre de virus, pepino, zapallo italiano y repollo.


El modelo de negocios se basa en el procesamiento de semillas que son producidas por una red de unos 50 agricultores. “En Semillas Goldstar solo estamos realizando producciones propias en nuestros “home farm” de superficies que son muy pequeñas y que requieren ser producidas bajo malla o plástico. Todo lo que son superficies grandes y medianas al aire libre se entregan en producción a nuestros agricultores. Lo que sí hacemos es lavar, secar, y procesar toda la semilla para nuestros agricultores después de la cosecha y luego somos los responsables de exportar esa semilla directo a nuestros clientes extranjeros”, explicó Bravo.

Comentarios