Céntricos hoyos y baches generan reclamos entre conductores locales

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:15 PM 2016-06-08

Profundos hoyos y pronunciados baches, que causan más de una molestia a los que a diario tienen que circular por algunas de las principales calles dentro de las cuatro avenidas de Chillán, son parte de uno de los problemas urbanos siempre recurrentes en la comuna.


En la calle Cocharcas, entre Isabel Riquelme y 5 de Abril, un hoyo de casi 50 centímetros de diámetro por 10 de profundidad complica a los que circulan por esa vía, toda vez que muchas veces se les hace inevitable a los conductores caer en él con sus vehículos, dado que su ubicación, justo en medio de la calle, les impide esquivarlo.


Algo parecido ocurre en Isabel Riquelme. A metros de un paradero de taxibuses, un extenso hoyo de casi dos metros por 30 centímetros dificulta el tránsito de las pesadas máquinas del transporte público, a las que no les queda otra alternativa que pasar por encima del “evento”.


Una de las calles que presenta mayor problema es Arturo Prat, específicamente en la cuadra nueve. Producto del arreglo del alcantarillado hace cuatro años, parte del carril del lado norte de la calzada se hundió y no solo vehículos se han visto afectados, sino que también algunas personas se han caído a causa del desnivel del pavimento, según cuentan los vecinos.


“Varias personas se han caído y los vehículos se dañan. El problema se ha dado porque no compactaron bien el suelo antes de pavimentar”, comentó la vecina Lorena Prado.


“Es pésimo que estén en esta situación las calles de Chillán y más aún las del centro; uno por hacerle el quite puede producir un accidente”, opinó Nicolás Zúñiga, quien a diario circula por la calle Cocharcas.


Arreglos
El tema fue puesto en el debate por el edil comunista Víctor Sepúlveda en la última sesión del Concejo Municipal, quien solicitó al gobierno comunal mejorar las condiciones de las vías.


Desde el municipio precisaron que existe una cuadrilla contratada para reparar baches de calles y caminos, además de puentes de madera.


Esta cuadrilla, aseguraron desde la oficina de Comunicaciones, prioriza los trabajos de acuerdo a la gravedad que se presenta; no obstante, aclararon que algunas labores representan una complejidad mayor, que no puede ser abordada por la mencionada cuadrilla, y muchas veces los costos de reparación son muy elevados y la municipalidad puede enfrentarlos postulando a proyectos de diferente financiamiento.


Por su parte el Serviu recordó que no es competencia de esa cartera la reparación de hoyos o baches.  “Es de responsabilidad de los municipios, los cuales tienen que generar proyectos que apunten a la modernización o recambio de pavimentos. Esos proyectos, por lo general, son presentados al GORE. No obstante, el Minvu dispone de un llamado anual de pavimentaciones participativas”, afirmó el delegado provincial del Serviu, Óscar Crisóstomo.

 

Comentarios