Se cierra la licitación para construir el nuevo Hospital de Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:20 PM 2016-06-08

Para este miércoles, según el cronograma establecido por el Servicio de Salud Ñuble, las empresas interesadas en diseñar y construir el nuevo hospital de Chillán deberán entregar a través del portal de negocios del Estado (Mercado Público) sus ofertas técnicas y económicas.


En tanto, la apertura oficial de cada una de las propuestas que puedan hacer llegar las ocho empresas que habían participado activamente del proceso será desarrollada mañana jueves, oportunidad en que se conocerán los montos pedidos por cada una.


El director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul Espinoza, destacó la manera en que la entidad dependiente del Ministerio de Salud ha desarrollado el concurso público, que tiene como fin levantar un moderno establecimiento para la zona.


“Hasta la fecha, hemos cumplido la hoja de ruta que nos propusimos y nos hemos dedicado rigurosamente para cumplir con todos los procesos y requisitos de una obra de este tipo”, destaca la autoridad.  


El personero apuntó que “en las bases de licitación se ha ponderado la calidad técnica, la capacidad financiera y la experiencia demostrable en el diseño de establecimientos hospitalarios de similares características, por lo que esperamos que  las empresas interesadas hagan ofertas de calidad y acordes al presupuesto, permitiendo así adjudicar a aquella que reúna las condiciones más ventajosas para la ejecución del nuevo hospital”.


Hay que recordar que el nuevo complejo asistencial será de grandes dimensiones y abarcará una superficie construida de 108 mil metros cuadrados, según el proyecto arquitectónico vigente, que es la base de los estudios que deben ser afinados cuando se contrate el diseño final y posterior construcción. 


Para concretar su desarrollo se cuenta con un presupuesto de $161 mil millones, mientras que el plazo de ejecución está establecido en 1.650 días desde que la empresa seleccionada reciba el terreno. 


Paul refirió que el hospital “es el proyecto de salud más importante en las últimas dos décadas. Es una obra prioritaria para la atención de salud de alta complejidad, nos permitirá habilitar más camas en unidades críticas, más servicios ambulatorios y alternativos a la hospitalización y tecnología sanitaria que dé respuesta a los actuales y crecientes problemas de salud de la población”.


Dentro de los objetivos planteados por las autoridades se encuentra el hecho que al centro de salud lleguen más profesionales y sobre todo especialistas que se requieren en Chillán y Ñuble.


“Es la idea que el nuevo complejo hospitalario se convierta también en un polo de atracción para futuros médicos y otros profesionales. Para ello el Gobierno ha está invirtiendo en el Plan Nacional de Formación de Especialistas”, destacó el director del SSÑ.


1.182 preguntas
En el marco del proceso de construcción del recinto asistencial, fueron respondidas 1.182 preguntas de las empresas interesadas, de alta especificidad técnica, referidas a la arquitectura e ingeniería de la obra, que en la mayoría de los casos obligaron a preparar información técnica complementaria. Esta cantidad de consultas demostró, según el SSÑ, el interés de las empresas en participar de este gran proyecto.


Además, antes de licitar el diseño y construcción, Salud desarrolló y logró la aprobación del Estudio de Impacto al Sistema de Transporte Urbano (Eistu) que define las futuras vías de acceso al recinto, que serán Avenida O’Higgins y Rosauro Acuña.


Junto con aquello el SSÑ analizó los impactos que podrían tener las obras sobre el Monumento Histórico Capilla San Juan de Dios, que es la construcción de carácter religioso más antigua de la ciudad y la única sobreviviente del antiguo hospital. 


Dada la relevancia de ese capital cultural e histórico de la ciudad, el diseño del futuro hospital integra este patrimonio, respetando su autonomía territorial y simbólica.


No obstante, Salud advierte que la iglesia cuenta con un seguro por bienes históricos y está considerada también su restauración. 


El hospital tendría 530 camas de hospitalización. Dentro de éstas, hay 12 destinadas a la atención de psiquiatría infanto juvenil, las que se incorporaron en las últimas fases de actualización del proyecto. Además contará con un centro ambulatorio con 100 box de atención y procedimientos, 17 clínicas de especialidades odontológicas, seis pabellones quirúrgicos de cirugías electivas, seis pabellones de cirugía mayor ambulatoria, 24 sillones de hemodiálisis y cuatro  boxes de peritoneo diálisis.

Comentarios