Encarcelado por falso testimonio ingresaría al “Proyecto Inocentes”

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 08:50 AM 2016-06-06

Mujer lo acusó de robo con violencia porque su pareja la obligó a hacerlo

Abogada Marcela Larraín destacó que se busca hacer mejoras en el sistema procesal

La Defensoría Penal Pública de Chillán buscará presentar un nuevo caso local al llamado “proyecto inocentes”, la instancia comunicacional que busca cambiar algunos procedimientos del actual sistema procesal penal, mostrando cómo a veces los protocolos establecidos por la ley para decretar la medida cautelar de prisión preventiva han causado daños irreperabales en personas inocentes.

En esta oportunidad es la abogada Marcela Larraían quien llevó la investigación defensiva que terminó con el calvario de Marco Díaz, un vecino de la población Arturo Prat quien estuvo en prisión preventiva desde enero de este año hasta el viernes 27 de mayo acusado de robo con violencia, mediando incluso un testimonio falso hecho en su contra.

El escenario del falso robo fue un bar clandestino ubicado frente a una plaza de esa población. Díaz y un grupo de amigos estaban tomando al exterior de la casa en la que vendían alcohol y “en eso llega la esposa y el hijo de un amigo que estaba con nosotros, una persona, de otro grupo, le dio un agarrón y se armó una pelea.Yo me metí a separar, ni siquiera me metí en la pelea y de ahí no supe más hasta que al mes siguiente me fueron a buscar detenido por robo con violencia”, explicó Díaz a LA DISCUSIÓN.

Fue el dueño del local quien dijo que Díaz, premunido de una escopeta llegó a su local y le robó 500 pesos. Su pareja atestiguó que lo había visto cometer el asalto. “Y lamentablemente ese testimonio bastó para que mi representado estuviera privado de libertad todo este tiempo”, explicó la abogada Larraían.

La jurista añadió que meses después, el propietario del clandestino fue detenido por el homicidio de otro vecino del sector “y la pareja de esta persona admitió que había mentido en la declaración porque su pareja la había obligado a hacerlo. Esto fue porque investigando la carpeta fiscal me di cuenta que había muchas contradicciones e impresiciones en las declaraciones”.

Finalmente fue la propia fiscalía la que decidió no perseverar en la causa y se otorgó la libertad a Díaz.

“No se puede privar de libertad a una persona con evidencias tan livianas, el daño que se les hace es irreparable y nadie, ni el Estado puede reparar eso. Es evidente que hay falencias y eso es lo que el Proyecto Inocentes quiere demostrar”, finalizó la adefensora.

Comentarios