“Pronto vamos a estar ante un jugador de carácter mundial”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Inefable 08:35 AM 2016-06-06

Si bien el gigante de Ñuble, Tomás Barrios Vera (562º ATP) tuvo que retirarse del Futuro 3 de Ciudad de México la tercera semana de mayo, en cuartos de final, quedándole aún por disputar también el Futuro 4 de Morelia, el haberse quedado con el primer lugar del Futuro 2 de Pachuca -su primer título profesional- logró demostrar el buen nivel por el que pasa el chillanejo, veniciendo al barbadense, Darian King (254º)

Pero todo resultado es fruto de la constancia y trabajo realizado por el joven talento de 18 años, dirigido por el cuerpo técnico de la Academia Alto Tenis de Santiago en conjunto con su formador del Club de Tenis Concepción, Gonzalo Gonzalez.

En su periplo por EE.UU. y México, posterior a su viaje al Master Juniors de China donde resultó tercero, Tomás lo hizo en compañía de su coach, quien lo conoce desde pequeño cuando entrenaba en Concepción y que ahora hace lo propio en Santiago, Juan Pablo Ramírez, entrenador que no tiene tapujos en señalar sobre el chillanejo que “se está ante un futuro jugador de carácter mundial”.

- ¿Cómo evalúas el paso de Tomás por tierras aztecas, que terminó abrúptamente por la infección estomacal que lo hizo retirarse del Futuro 3, y no estar en el Futuro 4?
- La verdad es que preparamos la gira para estar cuatro semanas en México, pero Tomás ya venía un poco desgastado después de la gira de China (Master Juniors) y había hecho también una importante labor en EE.UU., en Florida, y la verdad es que eran para concluir esas cuatro semanas. Nosotros nos pusimos como objetivo ojalá terminar dentro de los 580 del mundo, para así poder participar en los torneos Futuro que vienen en Colombia y jugar un par de Challenger que son torneos con un nivel mucho más alto, donde no defiende puntos. Ya sabíamos que Tomás venía un poco cansado y habían ciertas condiciones que le estaban jugando en contra, como la superficie y la altura en México, pero por suerte Tomás es un jugador que se adapta súper rápido a las condiciones, es una muy buena característica que tiene él y logró ir adaptándose poco a poco. En la primera semana que estuvimos en Córdoba, jugó bastante bien, perdiendo en cuartos de final ante Darian King que al final resultó campeón de ese Futuro 1.

Ya en el segundo torneo (Pachuca) se sintió cada vez más cómodo, independiente de que no teníamos mucho tiempo de adaptación, eran 2.500, 2.600 metros de altura, la pelota volaba bastante y el que se adaptaba mejor era el que iba a ganar los partidos.

- Se adaptó de muy buena manera a las canchas rápidas de México, ¿es dónde tiene un mejor rendimiento dado su estilo de juego?
- No sé si le gusta o no, pero Tomás desde muy chico  que tiene un tipo de juego bastante agresivo, metido dentro de la cancha, se adapta muy rápido a la subida de la bola, entonces de alguna manera sin saber mucho a lo que tenía que atenerse, porque es otro del nivel de junior a profesional, se fue adaptando mucho más rápido que otros jugadores que tenían el mismo tiempo que nosotros para adaptarse. Es ahí donde nosotros con Tomás damos un paso al frente, un poco más rápido y también las características que tiene Tomás de competir y dar el ciento por ciento siempre. Que no quepa dudas que Tomás siempre está tratando de estar al límite para poder ganar los partidos por él, que es un muy buen competidor.

- ¿Cómo ha tomado Tomás la presión de estar en la alta competencia?
- Lo que nosotros pensamos como equipo es que Tomás es súper dotado en varios aspectos, uno de esos son la competencia y en los momentos en que tiene que decir que su umbral de juego aumenta, algo que ni él creo yo en su momento se dio cuenta, hasta cuando estuvo jugando con grandes jugadores. Él demuestra que no tiene un techo y con esos partidos que ha ganado con jugadores número 290 o 300 del mundo, uno le pregunta a Tomás si puede estar dentro de los 100 del mundo y dice: ‘Lo más probable es que sí me meto’, pero sabe el sacrificio que es, claramente ha crecido desde todo punto de vista cada partido, cada triunfo te hace crecer y entender que efectivamente estás compitiendo de una manera madura y ya no eres un junior y los niveles de competencia son bastantes intensos y duros. Aparte le gusta mucho el tenis y le gustó estar metido en grandes torneos, de condiciones distintas a los Futuro que a veces son muy difíciles, y él apunta a querer vivir de esto, lo que significa que hay que dar un paso adelante en cuanto a aspectos emocionales, decisivos y donde uno está al límite. Estás sacando 5-4, 40-30 arriba y si no ganas ese punto se te puede transformar el marcador en algo adverso, siendo eso un poco las cosas que las personas no entienden y juzgan un poco cuando Tomás pierde, pero él está siempre al máximo y ese estar al máximo, hace que su umbral de madurez avance.

-¿Cómo se trabajan esos aspectos, tanto emocionales como técnicos?
-En lo técnico la verdad es que a él se le hace muy fácil jugar al tenis. Es muy claro en su aspecto táctico, sabe lo que tiene que hacer y cuáles son sus fortalezas, debilidades, las que trata de ocultar un poco, y ganar los partidos con sus fortalezas, y una de esas fortalezas son el cómo él enfrenta esos momentos, los que al hacerlos con decisiones claras, golpes claros, cosas que él sabe hacer realmente muy bien, trata de dar un paso más adelante que los otros y no se complica mucho. Es un jugador que tiene 18 años, pero tenemos que tener claro que es un jugador que mentalmente, adentro de la cancha, tiene muchísimo más y eso muchas personas no lo saben, pero el cuerpo técnico lo tenemos muy claro.

- ¿Cómo se viene el calendario competitivo de Tomás el resto del año?
-  Se viene un calendario muy bueno para Tomás y me parece que éste año será muy bueno también para él. Teníamos en nuestra cabeza que si él hubiese jugado esas dos semanas que le faltaron por jugar en México, seguramente nos hubiésemos metido dentro de los 300 o 400 del mundo, seguro. Como academia, como conocemos a Tomás, sabemos que tiene que estar en un ambiente bastante grato y si él se siente bien no hay límites para éste jugador, prontamente vamos a estar frente a un jugador de carácter mundial, seguro.

Comentarios