Músicos locales se organizan para instaurar jueves solidario

Por: Felipe Vergara Fotografía: Agencia Uno 07:30 PM 2016-06-05

Memoria a corto plazo

Uno de los puntos que encuentra Anyela, afecta en contra de las comunidades afectadas, es que los medios de comunicación dejan de cubrir las problemáticas una vez que terminan las protestas. Pero según lo que ha conocido, las dificultades para estas familias están recién comenzando y la ayuda será necesaria por un tiempo extenso. El mayor ejemplo es lo ocurrido con el alud en el norte, donde fue a colaborar y sabe de fuentes cercanas que no hay soluciones concretas. 

Lo que hace unos días ocurrió en el mar chileno fue devastador. Difícilmente exista un apelativo mejor para definir lo que fue un desastre ecológico que afectó a miles de familias de un momento a otro y que dejó impactado a cada chileno que vio a través de los medios como el mar dejó de ser lo que era en tan solo unas horas. 

Sin embargo, con el pasar de los días el efecto del desastre se ha ido diluyendo a través de los medios. Sobre todo cuando concluyeron las manifestaciones y aparecieron los acuerdos. 

Aquella situación entregó la errada sensación de que las cosas ya están bien. Pero no es así. 

Es por eso que el Bar 13 Lunas decidió integrar los “jueves solidarios”, que se dedicarán durante este mes a reunir recursos para que los afectados por la marea roja puedan acceder a cosas que les han sido esquivas desde que ocurrió el desastre. 

Y entre quienes han impulsado esta iniciativa, está la estudiante de trabajo social, Anyela Nahuel. Sin pronosticarlo, terminó siendo pieza clave para que en el pub chillanejo se empezara a generar ayuda para el afectado sur de chile. 

“Fue una iniciativa de los chicos del 13 Lunas. Querían hacer eventos para ayudar al sur. Necesitaban alguien para contactarse con el sur. Yo les dije que me encargaba de hacer el contacto, ya había trabajado con otros chicos para Maullín. Me contacté con el jefe de departamento social de la municipalidad de allá, Gonzalo Orellana, y les dije que les queríamos mandar fondos”, cuenta sobre como comenzó este lazo. 

Desde ahí el plan tomó curso. Sin embargo, la primera vez fue un intento fallido. Pero el jueves último, el mundo del hip-hop y también del rock, convocó a un público que trajo de vuelta la confianza. 

“Superó todas las expectativas que teníamos en cuanto a fondos. La idea es volver hacer días jueves, en una de esas puede ser todo el mes para juntar más dineros”, afirma. 

Aquella decisión aún no está definida, mas si está claro que este jueves nuevamente se realizará un espacio para la solidaridad. Aunque se encuentran confirmando las bandas, es un hecho que los fondos de ese día irán en directa ayuda de los damnificados.

 Es bueno que la gente se entere que se está haciendo esto. En Maullín está el puerto más grande de Chile, ahora no está funcionando, su actividad productiva está en pausa por la marea roja, las familias no tienen sustento. Esa es la problemática”, señala. 

Es por eso que espera que la gente siga alerta, pese a que el tema pareciera que fuera decantando. Desde su visión, es un deber social hacernos cargo de un desastre que afectó a una parte importante del país. 

“En realidad la gente se mueve por lo que sale más en el diario o la tele. Siento que a nivel nacional ocurre eso. Siempre se mueve en el momento que ocurrren las cosas. Como que se olvidan del tema. Ahí hay que revivirlo y decirles que eso deja efectos, consecuencias. Igual se hicieron centros de acopio, pero lo que me interesa es juntar dinero para colaborar. No sé si hay otro grupo que esté colaborando de esta forma. La sociedad queda al debe en estas cosas. Si no está la imagen de la gente llorando, la gente no se conmueve. Tienes que volver a recordarlo”, reflexiona Nahuel.

 No obstante, también cree que el Estado ha sido poco activo en este tipo de situaciones. “El Estado no tiene salidas de emergencias para estas situaciones, para prevenirlo. Esperan que las personas se pongan las manos en el corazón. Pero también tienen que haber programas y lineamientos de acción. Lo mismo que pasó en el alud, ahí hasta el día de hoy tienen problemas”, asegura. 

Ahora los “jueves solidarios” son la oportunidad de que Chillán entregue una mano a quienes han perdido todo. Por su parte, Nahuel, cree que se puede armar algún evento más grande si se asocian las personas necesarias. “Por mi haría algo más grande, pero actualmente tengo hartas cosas que hacer. Si otras personas quisieran colaborar, podríamos hacer algo más grande”, expresa con el puñado de esperanza que se necesita en momentos como estos. 

Comentarios