“Prefiero los pecados de exceso de libertad de expresión”

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 10:25 PM 2016-06-04

Con una agenda casi tan intensa como la de un presidenciable, llegó este sábado hasta Chillán el senador, Alejandro Guillier, a apoyar a los candidatos a alcalde del PR en Chillán, Aldo Bernucci y en Chillán Viejo, Jorge Del Pozo.

Progresista y liberal, como se autodefine, y firme defensor de la descentralización, el parlamentario reconoce que hay voces disidentes al interior de la propia Nueva Mayoría a la hora de impulsar la aprobación de la elección directa de intendentes, proyecto que junto con el que crea la Región de Ñuble, a su juicio, podrían configurar un escenario favorable para la desconcetración del poder en nuestro territorio.

“Sería impresentable que la elección directa de intendentes no saliera a tiempo para elegirlos el 2017, porque está en el programa de la Presidenta. Ella está absolutamente jugada por la descentralización, pero hay muchos de sus ministros que no creen en esta vía. Eso explica por qué se demoran. El subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, ha estado muy solo en esta batalla, a veces ha pedido apoyo a las bancadas para destrabar algunos proyectos, y lo hemos ayudado”, dice Guillier, quien advierte que si bien los senadores no son tontos y se muestran a favor, después empiezan a frenar algunos cambios.

“Hoy estamos chocando en el mecanismo de elección, si es simple puede generar poca representatividad, lo que es entendible, pero si se exige el 50 más uno, se va a reproducir el binominal, se destruye la posibilidad de una tercera fuerza que pueda ser alternativa”, sostuvo.

- Ud. tenía ciertas aprensiones en torno a la creación de la Región de Ñuble. ¿Cambió de opinión?
- Es que cuando me preguntaron la primera vez, no había leído el proyecto. Por supuesto que es una iniciativa que tiene que ver con descentralización y es coherente con esta idea. El tema es que las regiones en Chile respondieron más a un criterio administrativo, y lo normal es que los territorios se organicen en función de su desarrollo. Esto nos plantea la necesidad de crear nuevas estructuras, no solo formar nuevas regiones en lo administrativo, sino descentralizar la toma de decisiones. Ahora, como el Gobierno está respaldando la descentralización, le ha puesto urgencia a la elección directa de intendentes y a la Región de Ñuble, uno supone que se van a encontrar. Si no, hubiese sido una frustración.

- En ese sentido, Ñuble podría ser una región modelo...
- Sí, hay que cambiar la idea de pirámide jerárquica. Hoy es Santiago-Concepción, mañana podría ser Santiago-Chillán. Crear una región es un tema administrativo; descentralizar es un tema político.

“No puedo negar mi ADN”
- A su juicio, ¿Cometió un error la Presidenta Bachelet al querellarse en contra de la revista Qué Pasa?
- Yo soy periodista y siempre he sentido que los temas éticos se tienen que resolver en los tribunales de ética profesional, no en el campo de los delitos penales. Si bien ella ejerce su derecho, creo que era mejor haber recurrido al tribunal de Ética del Colegio de Periodistas, porque habría centrado el problema en el caso específico que le afecta a ella. Al ir a tribunales, la justicia establece un fallo que puede tener características extendibles a todos los periodistas, se sienta un precedente. Por el clima que estamos viviendo, contrario a las élites, podrían terminar saliendo fallos contrarios a la libertad de expresión, se puede crear un clima restrictivo. Efectivamente, la manera cómo se publicó la información -más que la filtración, que bastaba decir que era parte de una investigación, sin dar fe si era verdad  o no-; al quitar cosas o poner otras, provoca un efecto distorsionador, podría haber una manipulación.

- ¿Tiene asidero la teoría del complot en este caso?
- Eso es una presunción,  habría que probarlo. Como se trata de libertad de expresión, prefiero correr el riesgo de que haya habido manipulación, y dejar pasar, que sancionar algo donde no había esa intención. Prefiero los pecados de exceso de libertad de expresión, que de falta de ella. Soy periodista, no puedo negar mi ADN.

Comentarios